Un equipo de expertos del Instituto de Ciencias del Patrimonio, iniciará prospecciones y excavaciones en el poblado obrero del Valle de los Caídos gracias a una subvención del Gobierno por valor de 12.000 euros relacionada con la recuperación de la memoria democrática y las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

Esta intervención llevada a cabo por el Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que dará comienzo el próximo 27 de abril y tendrá una duración de un mes aproximadamente, se enmarca en un proyecto que busca conocer mejor las condiciones de vida de los trabajadores, tanto presos como libres, que vivieron en el Valle de los Caídos durante su construcción. De esta forma, se quiere contribuir a un nuevo relato patrimonial de este espacio, que gestiona Patrimonio Nacional.

Estos trabajos se enmarcan dentro de las actuaciones que está llevando a cabo el Ministerio de Memoria Democrática que dirige la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y que pretenden impulsar de forma decidida, la ejecución de proyectos relacionados con la recuperación de la Memoria Democrática y el reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y de la Dictadura.

Para ello, y hasta tener aprobados los Presupuestos Generales de 2021, el Ministerio puso en marcha, en 2020, un plan de choque para otorgar subvenciones a asociaciones, fundaciones y otras entidades privadas sin ánimo de lucro, además de a universidades y organismos públicos de investigación, cuyos objetivos y actividades estuvieran relacionados con la recuperación de la Memoria Democrática y el reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y de la Dictadura. El importe total de estas subvenciones ascendió a 750.000 euros.

Proyecto de excavación

La metodología del proyecto comprende tres fases. La primera, llevada a cabo durante el mes de marzo, se ha centrado en la recopilación de documentación sobre los obreros que trabajaron en el Valle de los Caídos y los espacios que ocuparon. Para ello, se han consultado los fondos de varios archivos. Fundamentalmente, el Archivo General del Palacio Real de Madrid y el Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares.

La segunda fase es la que comenzará el próximo 27 de abril en el Valle de los Caídos e implica una investigación arqueológica de campo con tres tipos de intervenciones: prospecciones extensivas, prospecciones intensivas y excavaciones de varias estructuras representativas en chabolas, viviendas, barracones y otros elementos que se puedan localizar durante los trabajos previstos.

En una tercera fase, se llevará a cabo un análisis de los datos recogidos, cuya duración estimada es de dos meses, una vez haya finalizado la intervención en el Valle de los Caídos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre