Madrid, en general, y el sur de la capital y la comunidad, en particular, contiene la respiración a la espera de que la caballería -que simboliza el Presidente Pedro Sánchez– saque del pozo del coronavirus a la capital de España. Y se hace el día en que comienzan las restricciones en el Madrid que menos votó a Ayuso y a horas del encuentro en Sol de Sánchez y Ayuso.

Como ya informó Diario16 tras la intervención de la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado viernes, las medidas de restricción afectan a los barrios de Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Ciudad Lineal, así como a los municipios de Fuenlabrada, Humanes, Moraleja de Enmedio, Parla, Getafe, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas.

La Orden de la Consejería de Sanidad, que publicó el sábado el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid y que ha entrado en vigor esta medianoche, incluye también restricciones de aforos en la hostelería, el comercio, los lugares de culto y los velatorios de las zonas afectadas, así como la limitación de las reuniones sociales a un máximo de seis personas en toda la comunidad autónoma.

Las protestas y las críticas, de los propios vecinos, las mareas sanitarias, educativas y de todo tipo, y de la oposición -demasiado tibias en el caso del socialista  Ángel Gabilondo –  no han dejado de escucharse desde que el viernes Ayuso anunciara estas medidas para tratar de contener la expansión del virus.

Restricciones que afectan a un total de 855.193 personas, justo las que menos votaron a los dos partidos que sostienen el Ejecutivo de Ayuso: PP y Ciudadanos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Quien no lo entiende es porque no quiere. Engañar no engañan ya a nadie. Son lo que son y, como tal, se comportan. Recuerden a la ministra: estamos mal, pero menos mal que estamos. Recuerden el eslogan: Con Podemos si, con ciudadanos no. Recuerden.Y, menos mal que así fue. ¿Se imaginan a «los novios de la muerte» gestionando la vida ciudadana? Pues, tomen consciencia del que se gesta en su Madrid, por unos partidos que recuerdan mucho la muerte social.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre