Comienza el juicio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra contra el dueño de una agencia de modelos de Pamplona. Está acusado de grabar sin consentimiento ni conocimiento a 129 mujeres mientras se cambiaban de ropa. Entre ellas hay menores de edad.

La fiscalía solicita para el acusado un total de 409 años de condena de prisión y una multa de 750.000 euros. Se habrían cometido 129 delitos contra la intimidad y corrupción de menores.

Según las pruebas presentadas, el dueño de la agencia, fotógrafo, buscaba jóvenes para ofrecerles trabajo como modelo. Entre los años 2013 y 2015, las contactaba y les hacía fotos, en primer lugar vestidas y después, en ropa de baño. Mientras se cambiaban de ropa, les grababa sin que se dieran cuenta. Por el momento no hay constancia de que esas imágenes se hayan difundido en internet ni compartido con terceros.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre