Las Asociaciones que conforman la Confederación Española de Asociaciones de Comerciantes de Cascos Históricos (COCAHI) solicitan al Gobierno de España y a las comunidades autónomas un «Plan Nacional de Recuperación Económica del Comercio y Turismo en los Centros Históricos». Para ello, la entidad que preside José Manuel Bello Rey, entiende que una parte de los fondos de ayuda que la Unión Europea transferirá a España de 2021 a 2027 deben destinarse a los sectores más castigados en nuestro país por la pandemia del Covid 19, el comercio y la hostelería ubicados en los centros históricos de las ciudades de España.

«Necesitamos urgentemente poner en marcha un plan de choque y recuperación. La actividad comercial y empresarial en los cascos históricos de España está sufriendo unas pérdidas de entre el 60% y el 70% respecto al año pasado y los cierres de tiendas, restaurantes y hoteles no paran de cesar», apunta Bello Rey.

COCAHI considera fundamental que el Gobierno de España y sus comunidades autónomas tengan en cuenta la solicitud del colectivo para poder actuar lo antes posible y evitar el cierre y la quiebra de autónomos, profesionales, comercio y hostelería de los Centros Históricos, así como el poder evitar la destrucción masiva de puestos de trabajo y el debilitamiento del tejido productivo.

Plan Nacional

Para la Confederación Española de Cascos Históricos destinar una parte de los recursos que la UE otorgará a España en los próximos años es fundamental para iniciar y afianzar la recuperación económica de la actividad comercial y empresarial en los centros de ciudad siempre que dichos fondos se utilicen adecuadamente, priorizando en acciones y planes eficientes que contribuyan, de forma sostenible, a reactivar y consolidar la actividad comercial y competitividad empresarial.

«Con este propósito pedimos la elaboración de un Plan específico para los cascos históricos, ya que somos un área prioritaria de la economía de nuestro país. El año pasado visitaron nuestros centros cerca de 80 millones de turistas, con todo lo que ello supone para las arcas del Estado y la generación de empleo, no debemos de olvidarlo», señala el Presidente de COCAHI.

José Manuel Bello Rey afirma también que «el plan que proponemos debe contar con una partida presupuestaria a largo plazo, 2021 – 2027, que permitirá crear previsibilidad y, por lo tanto, eficiencia para los proyectos de recuperación económica a financiar y desarrollar. Dicho presupuesto debe tener también cierto grado de flexibilidad para hacer frente a posibles crisis y emergencias, así como incluir una serie de instrumentos que garanticen que el dinero del mismo se pueda utilizar donde más se necesite en circunstancias no planificadas, un ejemplo la aparición del Covid 19 y el shock económico causado por la parálisis».

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre