El acceso a una información veraz es esencial para que los ciudadanos puedan comprender, apoyar e impulsar iniciativas políticas necesarias para combatir el calentamiento global y el cambio climático. Para evitarlo hay que pelear contra las fake news.

El negacionismo a la emergencia climática utiliza técnicas de desinformación como las noticias falsas, la manipulación informativa o tácticas online para contradecir el consenso científico internacional en torno a esta emergencia global.

La sesión ha sido moderada por Irene Lozano, secretaria de Estado de España Global, del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, quien ha apuntado que “hoy en día es mucho más fácil y barato lanzar narrativas falsas a la gente”. También han participado Richard Black, de la Unidad de Inteligencia de Energía y Clima, una organización británica dedicada a promover la lucha contra el cambio climático; Stephan Lewandowsky, científico cognitivo de la Universidad de Bristol; Berna González Harbour, periodista del diario español El País y Paul D. Thacker, periodista freelance.

“El negacionismo y la desinformación es muy peligroso, y ha retrasado las políticas contra el cambio climático”, ha comenzado destacando Irene Lozano, quien ha mencionado el importante papel de las redes sociales en este fenómeno, advirtiendo que gracias a ellas “hoy en día es más fácil llegar a la gente con discursos falsos”.

“Hoy en día es mucho más fácil y barato lanzar narrativas falsas a la gente”

“Los responsables de esta emergencia climática son los que han llevado a cabo la campaña de desinformación; cuando han difundido la confusión entre la opinión pública, lo que la gente ha hecho es no presionar a los políticos y líderes para tomar medidas”, también ha mantenido.

El cambio climático no solo se alimenta de gases de efecto invernadero, sino también de noticias falsas. La desinformación es un fenómeno que ha acompañado al calentamiento global desde su descubrimiento por parte de la comunidad científica y su posterior divulgación, asociado principalmente a ámbitos negacionistas.

El director de la Unidad de Inteligencia de Energía y Clima organización Energy and Climate Intelligence Unit (ECIU) Richard Black ha hecho hincapié en que “las fake news han existido desde que existe la prensa” y que no es tanto que la gente no esté interesada en el cambio climático, sino que las élites negacionistas han hecho pensar a los políticos que no lo están.

«Afortunadamente, es una batalla que han perdido en el Reino Unido«, ha continuado, porque allí «ahora los políticos se pelean por ver quién es más ecológico».

Berna González-Harbour, subdirectora del diario El País ha expresado con rotundidad que “el problema no es que la gente cree fake news, sino que los líderes políticos los usan de forma populista”.

El profesor de la Universidad de Bristol, Stephan Lewandowsky, ha centrado su disertación en la ideología ya que, en su opinión, el problema es que el negacionismo más que una postura es una ideología.

En la conversación ha surgido el nombre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y, González Harbour ha puesto como ejemplo en España el de la formación de extrema derecha VOX, que “está vinculando cambio climático con ideas progresistas, algo que no se ajusta a la realidad”.

Sin embargo, ve el futuro con esperanza: “Si miras con atención la historia del negacionismo, ya ha pasado otras veces. Antes fue el tabaco, pero todo se supera con voluntad política”.

Por su parte, el periodista Paul D. Thacker ha propuesto unas pautas para discernir si una publicación científica es tendenciosa, “seguir el dinero, saber a quién perjudica, ver los documentos”. ​

Stephan Lewandowsky ha expresado que “los seres humanos son especialmente buenos en creer lo que quieren creer, incluso a la luz de la evidencia”.

El científico ha explicado que “en el negacionismo climático la ideología política es el factor más importante, y que la gente que cree en el mercado libre es la que suele negar el cambio climático. Existe un profundo vínculo emocional, ya que es parte de la identidad de estas personas, y por tanto ven amenazada su identidad”, ha señalado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here