La crisis sanitaria ha disparado el comercio electrónico en todo el mundo. En los meses de confinamiento, las transacciones a través de internet se multiplicaron por tres y la tendencia se mantiene. Es un método de compra que ya estaba en fase creciente y que ha recibido ahora el espaldarazo definitivo.

Pero el éxito del comercio online no es solo un hecho coyuntural. El factor que más ha influido en las ventas es el aumento de la confianza del consumidor en las transacciones virtuales y eso tiene mucho que ver con la seguridad. Sin mecanismos de pago fiables no hubiese sido posible convencer a los clientes. Existen muchos métodos de pago por internet pero uno de los que está adquiriendo mayor relieve es el sistema de cobro con tarjeta telefónico, como el que ofrece PaybyCall. Se trata de un mecanismo basado en la inteligencia artificial, que añade un plus de seguridad a las transacciones.

¿En qué consiste el cobro con tarjeta por teléfono?

En los pagos online, tanto el consumidor como el comercio necesitan una garantía de seguridad. Y ese el punto fuerte del cobro telefónico por tarjeta. Es un sistema automatizado creado con inteligencia artificial, en el que no existe intervención humana. Además, los datos del usuario no quedan almacenados, lo que evita un posible uso fraudulento de la información.

El mecanismo es sencillo. Cuando el usuario de un comercio digital efectúa su compra, hace una llamada telefónica y accede a un sistema de pago automático sin operadora. El cliente tendrá que introducir mediante el teclado su número de tarjeta, fecha de seguridad y CVV. En algunas plataformas, también pueden proporcionarse estos datos a través del sistema de reconocimiento automático de voz. La información recogida a través del teléfono no se almacena, sino que se traslada directamente al banco para que formalice el pago y finalice la operación de compra.

El sistema de pago con tarjeta a través de llamada telefónica puede implementarse en diferentes tipos de negocio. Es útil en Call Centers, en e-commerces  o en teletiendas y también resulta muy apropiado para las consultas profesionales de pago que se hacen a través del teléfono (médicos, abogados, servicios técnicos, etc.). En todos los casos, la privacidad de los datos queda garantizada.

El método de PaybyCall cuenta con la certificación de seguridad PCI-DSS de nivel 1. Es un mecanismo de control de la Unión Europea, que garantiza la realización de transacciones con plenas medidas de protección.

AI, una aliada para la seguridad

Los asistentes con inteligencia artificial están revolucionando los sistemas de pago por internet. El cobro con tarjeta por teléfono es solo un ejemplo, pero hay otros más que nos acercan al terreno de la ciencia ficción.

Una de las propuestas más sofisticadas es la de la biometría, o reconocimiento del cliente a través de sus datos físicos, como el iris, la voz, el rostro o incluso las pulsaciones. Son sistemas en fase de estudio, que podrían implementarse en un futuro próximo y que van a dar un vuelco a los métodos de identificación actuales. Principales ventajas: agilizan la detención, añaden seguridad y permiten al usuario olvidarse para siempre de números y contraseñas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre