A partir de mañana las personas podrán salir a la calle a hacer deporte de manera individual. Así lo anunció el presidente del Gobierno, pero, desde luego, no como se hacía antes del estado de alarma sino, como afirmó Pedro Sánchez, «Si queremos hace deporte, si antes corríamos con un grupo de amigos, lo tendremos que hacer solos. Si queremos coger la bicicleta, la tendremos que coger solos».

Sin embargo, es fundamental que en este retorno a hacer deporte se tengan en cuenta una serie de claves, de las que la fundamental es mantener una distancia de seguridad con otras personas que es mucho más amplia que los 2 metros indicados para el resto de las personas.

No hay un protocolo escrito sobre las distancias de seguridad, no obstante, expertos en medicina deportiva, como los que forman el equipo de las Clínicas Beiman, indican que la distancia será distinta si la actividad deportiva es:

  • Caminar: 5 metros
  • Correr: 10 metros
  • Montar en bicicleta: 20 metros

La razón para estas distancias, según los expertos en medicina deportiva, es porque cuando se hace un esfuerzo físico, el ritmo de respiración aumenta, lo que provoca que se tome y expulse el aire con más intensidad. Una respuesta fisiológica como esta lo que genera es que el cuerpo emita más gotas y microgotas de saliva que se lanzan al aire. Estas gotas son los vehículos de transmisión del virus. Además, el hecho de estar en movimiento provoca dinámicas que transportan esas microgotas a distancias muy amplias.

La Universidad Tecnológica de Eindhoven ha realizado un estudio en el que realizaron simulaciones matemáticas sobre el movimiento y la evaporación de las microgotas de saliva. Estas simulaciones fueron llevadas a un túnel del viento. Para aplicar los resultados de aquellas mediciones a un modelo matemático que las extrapole a un supuesto real de práctica deportiva, el estudio tomó la referencia de un corredor de 1,86 metros de altura. Las condiciones que se le aplicaron son de ausencia de viento (de cola, lateral o frontal).

Los autores concluyeron que el movimiento provoca la aparición de una corriente de aire justo a espaldas de la persona que camina, corre o pedalea. Este flujo, que también afecta al perímetro del corredor, puede transportar pequeñas gotas exhaladas por el deportista hasta una distancia muy superior a los dos metros, y mayor cuanto más alta es la velocidad a la que se mueve.

De esta forma, para mantener una distancia de seguridad equivalente a la actualmente recomendada para situaciones de reposo (1,5-2 metros), es necesario evitar caminar o correr en paralelo o detrás de otros. «En ausencia de viento de cara, de cola y cruzado, para caminar a cuatro kilómetros por hora la distancia [equivalente a 1,5 metros en reposo] es de cinco metros. Para correr a 14,4 kilómetros por hora esta distancia es de diez metros», concluyen.

Recuerda: si vas a salir a caminar o a trotar, mantén una distancia mínima de cinco metros con los demás. Si tu objetivo es una carrera a buen ritmo, aumenta la distancia al menos a diez metros. Si sales con la bici, evita los grupos y mantén una distancia mínima de 20 metros. Toma nota de estos consejos sobre respiración y deporte.

Recomendaciones de los expertos para salir a correr o hacer deporte

El grupo de prevención en el deporte de la Sociedad Española de Medicina del Deporte ha elaborado unas recomendaciones para la vuelta a la práctica deportiva. La regla básica es que debe tratarse de un regreso progresivo e individualizado:

  • Las personas con enfermedades crónicas, factores de riesgo cardiovasculares o lesiones deben consultar con un médico o un especialista en medicina del deporte. Si es necesario, deben realizar un reconocimiento médico.
  • El regreso debe ser gradual y adaptado a la edad y condición física de cada uno. Es recomendable comenzar caminando diariamente. El aumento de la duración, la frecuencia y la intensidad del ejercicio debe ser paulatino.
  • Hay que combinar el ejercicio cardiovascular (aeróbico) con ejercicios de fuerza. No olvides la importancia del calentamiento, ni del enfriamiento posterior.
  • Mantén una alimentación adecuada e hidrátate.
  • Ante síntomas como ahogo, dolores, palpitaciones o mareos se debe interrumpir de inmediato la práctica deportiva y consultar a un médico.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre