Esta semana la Junta Electoral Central de España envió como vacante el lugar en el que debía aparecer el nombre de Clara Ponsatí. El motivo: no haberse personado en Madrid para jurar o prometer la Constitución y poder así cumplir con la burocracia española para tomar posesión de su acta como eurodiputada.

Parece que la Junta Electoral Central no ha querido tener en cuenta la jurisprudencia que ha sentado el Caso Junqueras, al determinar el Tribunal de Justicia de la UE que no era necesario prometer ni jurar la Constitución una vez que los candidatos ya habían sido proclamados electos.

Y precisamente en este sentido es en el que ha actuado el Parlamento Europeo, al reconocer hoy a Clara Ponsatí como una de las eurodiputadas que se integran en el Parlamento Europeo como consecuencia de la salida de Reino Unido de la UE. Son cinco los diputados que adquieren así su acta (por España).

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre