Ciudadanos se ha sumado a la campaña de desprestigio de Pablo Casado para que Europa bloquee los 140.000 millones de euros en ayudas a España tras la crisis generada por el covid-19. En las últimas horas el partido naranja también está maniobrando para trasladar a Bruselas la idea de que la reforma exprés del Poder Judicial que prepara el Gobierno de coalición puede ir contra las buenas prácticas democráticas que deben regir en un Estado de Derecho. En la línea del líder del Partido Popular, la formación política de Inés Arrimadas pretende colocar a nuestro país a la misma altura de estados como Polonia y Hungría, cuyas legislaciones contrarias a los derechos y libertades fundamentales han sido objeto de serias advertencias y toques de atención por parte de las autoridades de la UE. Ambos estados exsoviéticos (hoy claramente influidos por las políticas de partidos ultranacionalistas de corte xenófobo) se enfrentan a duras sanciones de Bruselas desde hace meses. Y ahora Ciudadanos, siguiendo las tácticas y estrategias de Casado y pasando por alto que pacta con la extrema derecha española de Vox, pretende que la Unión Europea meta a España en ese mismo saco de “países gamberros”, una decisión que resultaría letal para los intereses de nuestro país, tan necesitado del nuevo Plan Marshall para la reconstrucción económica y social.

Las declaraciones de los líderes de Cs no dejan lugar a dudas sobre cuáles son las verdaderas intenciones del partido naranja. Así, el jefe de la delegación de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, ha avisado de que la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que prepara el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos puede poner en peligro que el país reciba los 140.000 millones de fondos de la UE para la recuperación tras la pandemia, ya que los socios europeos “van a ser muy exigentes en el respeto al Estado de Derecho y la iniciativa va en dirección contraria”.

“El señor Sánchez se está arriesgando mucho. No sólo la reputación de España, que seguramente no le importa; no sólo la separación de poderes, que parece que tampoco le importa. Se está jugando este dinero que, por lo que nos ha anunciado, va a usar en su extendida campaña electoral. Me parece gravísimo y espero que dé marcha atrás”, afirma Garicano.

Sobre la afirmación del Gobierno central de que nada impedirá que las ayudas lleguen finalmente, ni siquiera los intentos de la derecha de torpedearlas, Garicano asegura: “Que Moncloa descarte que su injerencia en el poder legislativo va a pasar inadvertida en Bruselas, y que crea que el Parlamento europeo va a ser indiferente a la maniobra, indica hasta qué punto el Gobierno está al margen de la realidad (…) Deberían tomar nota de la reacción de la Asociación Europea de Jueces, de su gran preocupación por la reforma impulsada por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y de su temor de que España esté dando un paso atrás en los objetivos fundamentales para la independencia del Poder Judicial”.

Garicano ha advertido de las consecuencias también económicas, además de democráticas, que puede acarrear la reforma de la Ley Orgánica del Consejo General del Poder Judicial impulsada por los dos socios del Gobierno español y que rebaja la mayoría necesaria para renovar en las Cortes a los miembros del máximo órgano de los jueces. El eurodiputado recuerda que, a día de hoy, todos los países comunitarios tienen que ratificar el préstamo para dotar el gran fondo de recuperación contra la crisis a causa de la pandemia, del que España espera ingresar, en total, 140.000 millones de euros. Pero ha recordado que hay estados como Finlandia, Holanda y Dinamarca que están exigiendo que se aplique un mecanismo muy duro de respeto al Estado de Derecho a quienes quieran recibir su parte o de lo contrario no gozarán de las ayudas. Para Garicano, la reforma del CGPJ “no ayuda precisamente” a reforzar la separación de poderes sino que ahonda en una politización de la Justicia que España arrastra desde hace décadas: el reparto de jueces entre izquierda y derecha.

“Ahora, en vez de repartírselo entre los dos lados, solo uno va a controlar a todos los jueces. Es una noticia muy grave para la continuidad de la democracia en España y para la posibilidad de que vayamos a un régimen autoritario del tipo de los de Polonia o Hungría, donde poco a poco se van subvirtiendo los mecanismos democráticos”, añade.

La estrategia de Ciudadanos se antoja, por tanto, meridianamente clara: formar un frente común con el PP en Bruselas para que nuestro país lo tenga cada vez más difícil a la hora de recibir las ansiadas ayudas a fondo perdido y en forma de préstamos. No es la primera vez que el partido de Arrimadas pone piedras en las ruedas ante los organismos europeos. A finales del pasado mes de septiembre, ya denunció que el Gobierno no haya solicitado formalmente a la Comisión Europea ningún tipo de subvención oficial para el sector del turismo. Desde entonces ha abierto una ofensiva contra el Gobierno español en las altas instancias comunitarias. Una batalla que, tal como pretende Casado, puede costarle a España 140.000 millones de euros. Tanto como el futuro del país.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Bueno otro partido defensor de lo patrio sinverguezas ,porque no proponen que dimitan si son tan constitucionalistas, y no están de acuerdo con la modificaciones que? que estén fijos o hasta que el Pp le de la gana,, pues seve que estos señores tienen que cobrar todos los meses y la jefe leviene de lo del galgo ,que tiene un morro que se lo pisa ,Madrid,Murcia, Andalucía con quien gobiernan creo que los del anterior régimen por decirlo suave. Viva la republica

  2. Europa ya sabía del incumplimiento y aberración de nuestro gobierno sin un plan presupuestario y estudió hace días la posibilidad de negar o controlar a España en los fondos, incluso Alemania es reacia a subvencionar un gobierno Social-comunista. Es decir, que ni siquiera había salido el anuncio de controlar la Justicia en España cuando nos dieron como Estado Fallido. Por lo tanto, este artículo, su mensaje y enunciado son falsos o manipulados. Lo que pasa es que la actitud de Sánchez es la que va a penalizar la entrada de fondos y claro, como siempre hace el PSOE, tirar la culpa a los demás de su miseria. Ya se lo dijo Casado en el Congreso ayer a Sánchez: su actitud va a perjudicar la entrada de fondos. Pensar que Arrimadas y Casado quieren evitar el dinero es de ser trastornados.

  3. Según ud. somos unos trastornados los que pensamos que están poniendo palos a las ruedas para que España pueda recibir esos fondos (pues eso palo y ambre) pero Si el govierno fuera liberal fascista no abría ese problema, por que son serios y respetuosos con la constitución,. Ya no se acuerda ud de la Gurtel, Faisán, etc.Venga ya un poco de seriedad y si no le gusta el govierno que tenemos en nuestro país digo nuestro país, el de todos,y no el que quisieran otros .voten a otros partidos , que por eso tenemos unas reglas de juego, que por cierto el Trio de Colon no respetan y no paran de fomentar la crispación porque sino goviernan uds. el que hay es ilegítimo. Viva la republica.

  4. Nosotros no necesitamos la comunidad europea,… queremos pedir la baja.

    El quien se empeñen el mismo saco de pedir subvenciones que se lo pagen PP ,C’s y Vox… y veras que deudas se van a producir mierdas.

    Viva República!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre