Foto: Flickr

Ciudadanos sigue negando lo obvio y continúa blanqueando a la extrema derecha de Vox. En una entrevista concedida a la Cadena SER, uno de los fichajes estrella de Albert Rivera, Marcos de Quinto, ha calificado al partido de Santiago Abascal de «derecha fuerte» y, aunque no ha revelado si se siente cómodo cuando su partido gobierna junto a los ultras, sí que ha dicho que se sentiría peor recibiendo el apoyo de EH-Bildu.

De Quinto, además de blanquear a la extrema derecha, ha negado que su partido haya pactado con los de Abascal, ni siquiera que hayan negociado, algo que desmienten los hechos, puesto que para cerrar el apoyo de Vox en la Región de Murcia se celebraron reuniones entre los tres partidos de la derecha (por más que Girauta lo calificara de un café) o, en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado se sentó con Rocío Monasterio en una «reunión secreta» en un hotel.

Además, en contraposición con su definición de «derecha fuerte» de Vox, De Quintos sí que ubica a Unidas Podemos en la extrema izquierda. ¿Tendrá que ver esa doble vara de medir con el apoyo que los de Iglesias dieron a los despedidos «Coca Cola en lucha» en el conflicto laboral de la embotelladora de Fuenlabrada?

Por otro lado, en referencia a la formación de Gobierno, De Quinto ha atacado a Sánchez afirmando que tiene una «incapacidad absoluta» para llegar a acuerdos y ha puesto como ejemplo de izquierda moderada a Emiliano García-Page con la que Ciudadanos sí que llegaría a acuerdos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre