Carlos Cuadrado, vicesecretario general de Ciudadanos, ha manifestado en Europa Press que a pesar de que no encuentran este momento como el adecuado para convocar elecciones al parlamento de Cataluña, si se diera en caso, tienden de nuevo la mano al pacto entre PP, PSC y Ciudadanos para concentrar todo el voto constitucionalista y derrotar a Puigdemont. Algo que, según Cuadrado, lograrían con toda seguridad: “si acudiésemos a las elecciones proponiendo un Gobierno de coalición entre las tres fuerzas constitucionalistas ganaríamos con total seguridad”.

Pacto reiterativo

No es la primera vez que la formación naranja ha hecho esta propuesta, pero hasta ahora el PSC, ligado históricamente al catalanismo, no la ha aceptado nunca. Y es que posicionarse a la derecha del arco parlamentario sería para el partido liderado por Miquel Iceta una renuncia a la posibilidad de ofrecer esa tercera vía que tanto han defendido. Supondría, del mismo modo, rendirse y aceptar el conmigo o contra mí. Ciudadanos, consciente del periodo preelectoral, pretende arrinconar a una Partido Socialista al que la polarización no le favorece lo más mínimo.

Pacto derecha- izquierda

El partido que lidera Inés Arrimadas se muestra convencido de que la solución para enfrentarse a los nacionalismos vasco y catalán es el pacto con el PSOE y el PP. Así lo propusieron en Cataluña a comienzos del año y así  lo propusieron en el País Vasco en las pasadas elecciones donde el PP sí aceptó el ofrecimiento. Este pacto puede parecer contra natura, pero conviene recordar cuando el PP logró atraer a su terreno al Partido Socialista de Euskadi en 2009 y coronar como lehendakari a Patxi López. La justificación de poner fin a la violencia le permitió ese pacto al PSE, pero en Cataluña la cosa es muy diferente, ya que el catalanismo se ha mostrado en todo momento pacífico.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre