La mermada cúpula del descabezado partido naranja se ha puesto de acuerdo a todo correr una vez se conoció el preacuerdo de Sánchez e Iglesias para formar Gobierno de coalición. Mucho miedo tiene la derecha española a esta coalición progresista. No obstante, entre ellos no debieron hablar mucho la noche electoral, hoy, Francisco

Este martes el vicepresidente de la Junta de Castilla y León. Francisco Igea, ofrecía, al parecer de motu propio y sin consultar a sus “jefes”, que Sánchez se olvidara del preacuerdo con Iglesias a cambio de Castilla y León y Andalucía, donde la formación naranja apoya gobiernos de derechas con el Partido Popular y VOX. Este ofrecimiento no ha caído bien en la dirección de C,s y el secretario general, José Manuel Villegas, no ha tardado en salir a corregir las palabras del líder de Ciudadanos en Castilla y León, y se ha desmarcado de Igea indicando que «no hay ningún tipo de oferta en ese sentido» y que «no va a haber un cambio de cromos ni nada por el estilo». Ha dejado claro que «la política de pactos del partido la lleva ahora la Ejecutiva Permanente, no un vicepresidente de una comunidad autónoma», y que «los pactos autonómicos están para mantenerse».

La unidad en Ciudadanos no obstante se mantiene en un sentido, pedir a Sánchez que rectifique. Después de que Arrimadas y Francisco Igea, entre otros, pidieran en el día de ayer que Sánchez reflexionase sobre el pacto además de manifestar su firme convicción de que iban a trabajar para que “PP, PSOE y Ciudadanos puedan llegar al acuerdo que necesitan todos los españoles”, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha pedido a Sánchez que “rectifique” tras el pacto con Unidas Podemos.

Como Fuenteovejuna, todos a una, y a pesar de que Ciudadanos tuvo su oportunidad en 2016 al firmar Rivera con Sánchez un pacto para la investidura del candidato socialista; a pesar de los bailes ideológicos a los que sometió a su militancia y simpatizantes y, para colmo, a pesar de haber dejado a 47 diputados de su partido fuera del Congreso, a los que por cierto ni ha pedido disculpas, parece que la formación naranja, perdida y sin rumbo, sigue en sus trece.

Aunque el ya ex presidente Albert Rivera ofreció tras el 10-N su mano al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, parece que los socios elegidos por el líder socialista no son del agrado de los naranjas, aunque lo cierto es que nunca lo fueron.

Lo que sorprende es que con la poca representación que tiene Ciudadanos en este momento de casi descomposición de la formación política, siguen insistiendo una y otra vez instando a Sánchez a rectificar.

La última, la de Villegas, que afirma que hay una posibilidad de desbloqueo entre constitucionalistas y “para eso tiene que mirar hacia el constitucionalismo y hacia el centro” y que “Sánchez tiene que rectificar, no puede pedir un cheque en blanco a Ciudadanos para darle la presidencia del Gobierno para luego hacer políticas con Podemos que no convienen ni a la economía ni a la sociedad en general”.

La formación naranja parece obviar que Sánchez e Iglesias han salvado el que hasta ahora era el mayor escoyo entre sus partidos y la razón de los vetos mutuos: Cataluña.Y es que en el preacuerdo, Podemos no exige, como venía haciendo en los últimos tiempos, la celebración de un referéndum y, se contenta con, según el punto 9 del documento firmado, “garantizar la convivencia en Cataluña: el Gobierno de España tendrá como prioridad garantizar la convivencia en Cataluña y la normalización de la vida política. Con ese fin, se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución. También se fortalecerá el Estado de las autonomías para asegurar la prestación adecuada de los derechos y servicios de su competencia. Garantizaremos la igualdad entre todos los españoles”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Pedro Sanchez es un prepotente que va a llevar a este país a la ruina…., en lugar de pactar con partidos que hemos votado la mayoría de los españoles se va a negociar con los que han votado una minoría y con intereses muy locales…. que pena!!

  2. Estos que están en caída libre no quieren que baje el recivo de la luz ni los alquileres ni la subida de los sueldos a 1200€ igual que el pp que al subir los salarios a 900€ salieron diciendo que se iba a ruina España estas son las políticas de las derechas casi siempre al favor del iber y Banqueros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × tres =