El pasado mes de febrero tuvo lugar el secuestro de un bebé recién nacido en el hospital de Guadalajara. Una mujer de 47 años, vecina de Cabanillas del Campo, se hizo pasar por pediatra del Hospital para engañar a los padres del bebé y llevárselo consigo.

El rescate del bebé fue posible gracias a la colaboración de una de las farmacias de Cabanillas del Campo, que alertó a la policía cuando la mujer acudió a comprar leche para un recién nacido y despertó la alarma de las farmaceúticas.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Guadalajara ha condenado a esta mujer a cinco años y un día de prisión, a mil euros de multa para los padres del bebé por los daños morales causados y 640 euros en concepto de responsabilidad civil.

La mujer se encuentra en prisión provisional desde el 22 de febrero

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre