Cientos de mujeres llenan Sol para denunciar que “ante la pandemia machista, resistencia feminista”

0

Cientos de mujeres convocadas por el Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres, con la adhesión mayoritaria del movimiento feminista de la Comunidad de Madrid, ha llenado la Puerta del Sol para denunciar que “ante la pandemia machista, resistencia feminista”.

Para conmemorar el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, con un acto en el que han participado cien mujeres militantes de las asociaciones y colectivos feministas de la región, en homenaje a todas las víctimas de la violencia machista. A la solemnidad del duelo se han unido las reivindicaciones en defensa de los derechos de las mujeres y las niñas y por el fin del terrorismo machista.

Cada año, desde 1996, el Foro de Madrid y las asociaciones feministas conmemoran esta fecha tan significativa, que en los últimos años protagonizaron manifestaciones multitudinarias de mujeres. Este otoño, debido a la situación sanitaria desencadenada por la pandemia de la Covid-19, el movimiento feminista ha programado este evento simbólico respetando todas las medidas sanitarias.

La lectura del manifiesto, bajo el lema “ante la pandemia machista, resistencia feminista”, ha estado a cargo de trabajadoras de servicios sociales, comercio y sanidad, representando la posición de las mujeres en primera línea de la respuesta ante la crisis del covid-19, a través de profesiones esenciales fuertemente feminizadas y cuya resistencia está dando ejemplo a toda la sociedad, con un alto nivel de exposición al contagio y al estrés.

Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán

Concentración en contra de los violencias machista en la Puerta del Sol el 25N del 2020, fotos Agustín Millán

El 25 de noviembre ha querido rendir un homenaje a todas las mujeres asesinadas y mostrar su solidaridad con aquellas que sufren la violencia machista, reivindicando el derecho de las mujeres y las niñas a una vida libre de violencia y en igualdad.

Los datos oficiales de violencia de género en nuestro país, que solo contabilizan a las víctimas de sus parejas o ex parejas, muestran el vértice del gran iceberg de la violencia machista: 41 mujeres asesinadas en 2020, 1.074 desde 2003. 37 menores asesinados desde 2013. 765 en orfandad por el asesinato de sus madres por violencia de género entre 2003 y 2019. Más de 32.000 mujeres viven hoy en España con protección policial, un 9% más que el año anterior. El movimiento feminista lleva años reclamando que se contabilicen oficialmente todos los feminicidios, en cumplimiento del Convenio de Estambul, y que se cifran en 79 en lo que va de año en España.

Mujeres, niñas y covid-19

Durante el año 2020, el contexto de la crisis sanitaria, social y económica ha supuesto un golpe de extraordinaria dureza a la situación global de las mujeres. Este mismo mes de noviembre la Asamblea General de la ONU ha adoptado, a propuesta de España, una resolución sobre “Mujeres, niñas y covid-19”, en la que se declara “alarmada por el hecho de que la pandemia de covid-19 está profundizando desigualdades preexistentes”, incluyendo el incremento de violencia sobre mujeres y niñas y su vulnerabilidad a la trata de personas, la explotación, el abuso y la sobrecarga de cuidados. Las feministas recuerdan que durante los meses del confinamiento las llamadas al 016 –teléfono de atención para la violencia de género­– aumentaron en un 60% y señalan al Estado español, en los niveles central, autonómico y local, su deber de aplicar con diligencia políticas contra todas las violencias machistas y cooperar con las organizaciones de la sociedad civil. Denuncian también el negacionismo de la ultraderecha ante la realidad de esta violencia específica.

Colas del hambre

En su manifiesto para el 25N, las feministas ha denunciad cómo esta crisis en España llega sobre “un sistema de protección social que ya estaba roto para las más vulnerables”, aumentando las colas del hambre, la precariedad laboral y la exclusión social.

Paro femenino

La tasa de paro femenino en España se sitúa en el 18,4%, cuatro puntos más que la de los hombres, en el 14,4%. Por otra parte, “los cuidados no pagados en España supondrían un 15% del Producto Interior Bruto”, señalan en su documento. Para la mejora de las condiciones de las empleadas domésticas exigen la ratificación plena del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, recordando cómo para muchas de las que trabajan como internas, en un régimen de virtual esclavitud, el confinamiento domiciliario se convirtió en cárcel.

El documento recuerda algunas de las demoledoras cifras de la sexta macroencuesta de violencias contra la mujer en España, publicada el pasado septiembre. Según estos datos, una de cada dos mujeres (57,3%) residente en España de 16 o más años ha sufrido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida, una de cada cinco en los últimos doce meses. Más de 2.800.000 mujeres de 16 o más años residentes en España han sufrido violencia sexual a lo largo de su vida. Más de 453.000 han sido violadas alguna vez. El 36,5% de ellas no denunciaron por temor a no ser creídas. Las feministas exigen medidas económicas y reformas judiciales para ayudar a las mujeres maltratadas, y ponen en su agenda reivindicativa una ley abolicionista del sistema prostitucional que proteja a las mujeres –aún en mayor riesgo socio sanitario en el contexto de la pandemia–, reconociendo la prostitución de mujeres como violencia machista. Asimismo proponen medidas efectivas contra los sitios web que acogen la violencia sexual de la pornografía y una apuesta por una educación sexual para la igualdad. Respecto a los vientres de alquiler, insisten en exigir la derogación de la Instrucción de 2010, sobre el régimen registral de la filiación, “que ampara la importación de bebés a la carta” mediante la explotación reproductiva de mujeres.

En cuanto a sus reclamaciones al Gobierno de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, las feministas madrileñas destacan la mala gestión de los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género en ejercicios anteriores y las constantes privatizaciones y externalizaciones de servicios asistenciales a las víctimas en esta comunidad autónoma.

“Los centros residenciales para mujeres víctimas de trata en la Comunidad de Madrid solo atendieron a 55 mujeres en 2019”, señalan. Exigen también medidas de protección a mujeres y niñas “por motivos religiosos o tradicionales, como la mutilación genital femenina, el matrimonio infantil o la imposición del velo patriarcal a las menores”, han concluido.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre