La prestigiosa revista científica The Lancet ha publicado este fin de semana una carta firmada por un grupo de científicos que denuncian de manera pública el caos en los datos reportados por COVID19 en España.

El texto comienza señalando que «la epidemia de COVID-19 ha afectado a la población de España mucho más de lo que la mayoría se temía o proyectaba. Al 25 de septiembre de 2020, más de 700.000 personas habían dado positivo en la prueba y se habían registrado más de 31.000 muertes con una prueba positiva». Y continúan explicando que antes de esta pandemia, «el Ministerio de Sanidad español facilitó datos por edad y sexo para todo el país en sus actualizaciones diarias de la situación del COVID-19 (en formato Adobe PDF), así como datos diarios sobre el total de hospitalizaciones, ingresos a unidades de cuidados intensivos, altas. y muertes por región.»

Sin embargo, señalan, a partir del día 19 de mayo de 2020, «no se han proporcionado datos desglosados en las actualizaciones diarias». Y esto, a pesar de que «en los últimos meses, el Centro Nacional de Epidemiología (CNE) ha realizado mejoras en los datos y los datos abiertos sobre los recuentos totales por región se actualizan y revisan a diario». Pero hasta, al menos, el sábado pasado -que es cuando se publicó el artículo- «los datos específicos por edad del CNE se proporcionan solo en publicaciones semanales (como archivos PDF de Adobe), sin detalles geográficos ni correcciones retrospectivas, y con recuentos acumulativos tabulados solo desde mediados de mayo en adelante. Por lo tanto, es difícil o imposible fusionar adecuadamente series de tiempo específicas por edad después de la primera ola.«

Explican los expertos que «la urgencia de esta pandemia ha empujado a varios países de todo el mundo (como los Países Bajos, Alemania, Filipinas y México) a publicar abiertamente actualizaciones diarias coherentes y exhaustivas de casos y muertes detallados de COVID-19, incluidas las desagregaciones por grupo de edad, sexo y área geográfica, así como correcciones retrospectivas en curso en archivos de datos legibles por máquinaLos datos precisos y detallados son esenciales para comprender la pandemia y orientar las políticas«.

Y es que, tener los datos detallados sirve para poder analizar la evolución en grupos de edad, zonas geográficas, comparativa con otros momentos, anticipación de brotes, toma de medidas tanto por las instituciones como por la población en general. También sirve para poder cotejar los datos y compararlos con la evolución en otros países y así poder saber la tendencia, cómo se comporta el virus y las medidas que han sido más eficaces, por ejemplo.

En España, los datos publicados actualmente «son insuficientes»

El escrito denuncia que «en España, los datos de COVID-19 publicados actualmente a nivel nacional y regional son insuficientes para comprender la dinámica de COVID-19 y tomar medidas.» 

Por este motivo, este grupo de expertos solicitan a las autoridades que tomen medidas al respecto: «Ahora instamos a las autoridades sanitarias a cargo de los datos de COVID-19 en España y en otros lugares a que publiquen actualizaciones diarias consistentes de datos abiertos sobre pruebas, casos, hospitalizaciones, ingresos a unidades de cuidados intensivos, recuperaciones y muertes, incluidas las correcciones de series retrospectivas en curso. Cada una de estas variables debe desglosarse por edad, sexo y detalle geográfico, para monitorear mejor los impactos demográficos de la pandemia y para informar mejor una respuesta de salud pública.»

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre