El hospital de pandemias de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha costado 100 millones de euros, más del doble de lo presupuestado inicialmente.

Los sindicatos UGT y CCOO de Madrid consideran que este centro construido como “un nuevo pelotazo urbanístico”, en la antigua ‘Ciudad de la Justicia’, es “innecesario y un verdadero despropósito”, que además “va a deteriorar la atención asistencial”.

CCOO de Madrid acusa al Gobierno Regional de “opacidad y falta de transparencia” en la construcción del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, y reprocha a la presidenta madrileña de “incumplimientos en materia laboral y de seguridad y salud en el trabajo”.

Intereses relacionados con el lobby de las “habituales” empresas de la construcción

Comisiones Obreras de Madrid ha tachado de “innecesaria y un verdadero despropósito” la construcción del hospital de pandemias puesto en marcha por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Intereses relacionados con el lobby de las “habituales” empresas de la construcción

Jaime Cedrún, secretario general del sindicato, ha acusado al Gobierno Regional de una “absoluta opacidad y falta de transparencia” en el procedimiento para la construcción del Hospital, denunciando los numerosos incumplimientos “en materia laboral y de seguridad y salud en el trabajo”, que han ocasionado accidentes mortales entre sus trabajadores.

Para Cedrún, la construcción del hospital está sufriendo una “peripecia escandalosa”. “Estamos ante un auténtico despilfarro que va a costar el doble de lo que inicialmente se presupuestó, algo similar a lo que ocurrió con el hospital de IFEMA”, dijo. A su juicio, todo indica que “estamos ante la operación característica en los gobiernos regionales del PP a favor del lobby de empresas habituales de la construcción, que son las que realmente van a sacar beneficio de esta operación”.

Cedrún denunció que tanto en el hospital de IFEMA como en el de Valdebebas, a los sobrecostes también los han acompañado las numerosas subcontrataciones que solo redundan en “más precariedad y peligro” para los trabajadores.

Oportunismo político

Además, el máximo responsable de CCOO en la región criticó el “oportunismo político de Ayuso por intentar hacer un hospital en tres meses, deprisa y corriendo, sin respetar normas laborales ni convenios”. Al respecto, Cedrún reclamó que “con carácter inmediato» se cumpla con toda la legalidad vigente en materia laboral, de seguridad y salud en el trabajo, y que se proceda a la contratación de todo el personal que se necesite, para que el hospital pueda cumplir con el objetivo de atender a las personas afectadas”.

Deterioro de la atención asistencial

Desde UGT-Madrid denuncian que el nuevo hospital de pandemias, Isabel Zendal, va a mermar “las plantillas de hospitales y de atención primaria de personal, que son necesarios para de la normalidad asistencial en ambos niveles de la atención sanitaria”.

Para Eva López Simón, secretaria de Políticas Sociales y Sector Público de UGT Madrid,la demanda asistencial se incrementará” con el nuevo centro de Ayuso, porque “la demora de los pacientes en espera de una consulta o intervención quirúrgica se ha incrementado y, por tanto, la recuperación de la normalidad exige mayor actividad asistencial a la habitual”.

Eva López Simón recuerda que, “actualmente, la mayor urgencia asistencial en atención especializada se encuentra en las UCIs”. Apenas han reducido su ocupación un 6,7% desde su ocupación máxima durante esta segunda ola y las 48 camas que podrá disponer este hospital no son suficientes para disminuir significativamente la presión asistencial existente.

Atención primaria

El UGT Madrid denuncia que “la recuperación de la normalidad en Atención Primaria se ha convertido en una cuestión de salud urgente”. la situación es crítica, con enfermos crónicos que llevan más de 7 meses sin poder tener un mínimo seguimiento de sus patologías.

La secretaria de Políticas Sociales y Sector Público de UGT Madrid recuerda que “la vuelta a la normalidad pasa por eliminar las enormes filas de pacientes en las puertas de los centros de Atención Primaria, pasa porque se atiendan las llamadas telefónicas, que se pueda gestionar una cita de forma telemática y que la red no esté colapsada”.

La vuelta a la normalidad pasa también porque el médico de Atención Primaria pueda atender en un máximo de 48 horas las citas ordinarias, que a las personas mayores las vea su médico, que los pacientes crónicos tengan sus revisiones en su momento y no se dejen para más tarde, la nueva normalidad pasa por una buena atención a los pacientes no Covid y eso se hace con medios no jugando a quito de aquí pongo allí.

Finalmente, sería conveniente saber “si las empresas concesionarias de los hospitales de Villalba, Torrejón, Rey Juan Carlos, Infanta Elena o Fundación Jiménez Díaz también aportarán profesionales a este hospital, corriendo con los gastos de salarios, o si, aunque no aporten personal, si se beneficiarán del traslado de sus pacientes a estas instalaciones. Esto de la dotación del personal es un punto de lo más turbio”, ha denunciado Eva López Simón.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Todos los psicópatas paranoicos construyen algo en su sueño de ser inmortales. Su modelo es el general genocida, Franco. Uno, Cuelgamuros, otra un hospital cuando los existentes carecen de camas UCI y de personal. Dar rienda suelta a su megalomania es la raíz de la política de los desequilibrados. La solución de los problemas no cabe en sus delirios. Bueno, tuvo una gran maestra, Catástofre Aguirre. Y me sigo preguntando: ¿en que ofendieron los madrileñ@s a los dioses para que los castigase con esta plaga bíblica?

  2. Tenía entendido que era un hospital de 50 millones y resulta que ahora son 100, yo no entiendo por qué esta mafiosa aún sigue suelta.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre