La lucha más interesante en este momento de la temporada en el circo de la Fórmula 1 es la que sostienen Charles Leclerc y Sebastian Vettel.

El mundial parece que, desgraciadamente para los aficionados, está cantado. Nadie duda que Lewis Hamilton se va a hacer con su sexto campeonato del mundo, a pesar de que el accidente en el circuito de Spa-Francorchamps en los libres 3 abría una pequeña puerta a la esperanza de que algún otro piloto tuviese más posibilidades de alcanzarlo en la tabla de puntos.

Así están las cosas y lo más interesante que le queda a esta temporada, como decíamos al principio, es el pulso entre Leclerc y Vettel. En el Gran Premio de Bélgica 2019 Charles Leclerc afirmado su tercera posición, y en el duelo particular que lleva contra su compañero de equipo ha logrado superar le en las clasificaciones y ya van 8 a 7.

Es un espectáculo espléndido ver al piloto monegasco tan entero, agresivo, y seguro de sí mismo. Dada la longitud y las características del circuito belga un juego normal que más o menos han practicado todos los pilotos has ido a jugar al rebufo. Leclerc se ha pasado el juego de los rebufos por debajo de la nariz.

Dejadme a mi aire, sin recursos ni tonterías, quiero hacerlo limpiamente y a mi manera.

Y en efecto, le ha sacado a Vettel más de medio segundo a su compañero, a quien además casi muerde en el culo Lewis Hamilton que se ha quedado a seis milésimas.

Interesante carrera mañana, en Spa-Francorchamps siempre lo son, interesantísimo el duelo dentro de Ferrari. Aunque las apuestas están a favor de Charles Leclerc, el joven lobo con el cuchillo entre los dientes.

Tigre Tigre

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre