El delegado del Gobierno en Madrid ha sido el objetivo principal en la causa del 8M. Un proceso judicial que acaba de ser sobreseído, pero que ha puesto de manifiesto alteraciones muy graves dentro del funcionamiento de la policía judicial, en este caso, la Guardia Civil.

«El informe de la Guardia Civil era chapucero, contenía falsedades y medias verdades. Si hubiese habido la más mínima alerta de que no se pudiera celebrar la manifesatción, la hubiésemos cancelado», ha afirmado Franco en una entrevista concedida hoy a la Cadena Ser.

En la entrevista, Franco ha explicado que no había elementos objetivos para prohibir la manifestación del 8M.

A pesar de la gravedad de lo sucedido en este asunto, tanto por la manipulación de la Guardia Civil, como por el hecho de que uno de los abogados que defendía a una de las acusaciones es cargo del Partido Popular en Cantabria, Franco considera que «es momento de pasar página» y de «no querer pensar en conspiraciones».

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre