El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado que la nueva estación de Chamartín será la mayor de España, ejemplo europeo de estación sostenible, conectada y favorecedora del encuentro y la convivencia dentro de la capital.

Durante la presentación del concurso internacional para la transformación integral de la infraestructura madrileña, el ministro ha afirmado que “la nueva estación va a revolucionar la concepción tradicional de estación ferroviaria meramente funcional”.

Los pliegos para la redacción de los proyectos fueron publicados el martes en el BOE, y tiene un importe global de licitación de 29,4 millones de euros, que darán pie posteriormente a actuaciones que en su conjunto suman unos 1.000 millones de euros. La presidenta de la empresa pública, Isabel Pardo de Vera, señaló que “Adif busca al mejor equipo interdisciplinar de arquitectos, ingenieros y técnicos para diseñar la nueva estación ferroviaria de Chamartín”.

Esta actuación comprende la redacción de los proyectos que permitirán acometer una ambiciosa remodelación y actualización del complejo ferroviario, así como la urbanización del entorno. Estos proyectos conformarán la base necesaria para el posterior desarrollo de las obras.

Ábalos ha recordado que la actuación de Chamartín representa un paso importante en la nueva visión del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Mitma, que consiste en hacer ciudad y actuar en el territorio de forma global e integrada, girando en torno a las personas y su día a día.

En el concurso internacional para la transformación integral de la madrileña estación de Chamartín y su integración urbana, participará un jurado compuesto por miembros del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Adif, Adif Alta Velocidad (Adif AV), Distrito Castellana Norte (DCN), de la Administración local y autonómica y de colegios profesionales.

El ganador del concurso deberá diseñar una nueva terminal de acceso a los andenes en la cabecera norte, con sus usos urbanísticos asociados al ferroviario (servicios al viajero, oficinas de las empresas ferroviarias y aparcamientos) y sus correspondientes zonas de acceso rodado y peatonal, además de un nuevo viario urbano perimetral que garantizará la perfecta accesibilidad peatonal y rodada a la estación, desde todas las fachadas, así como su integración en la trama urbana.

La ejecución de este proyecto implicará una total y profunda remodelación de la estación, que deberá responder a las necesidades ferroviarias plasmadas en el Estudio Informativo y a las necesidades de movilidad de la ciudad de Madrid. En este sentido, uno de los objetivos estratégicos de esta actuación es que el nuevo complejo ferroviario y de servicios se convierta en una pieza principal del desarrollo urbano, pues la nueva estación de Chamartín tendrá un impacto tan importante en la configuración de la ciudad que se convertirá en uno de sus iconos principales y motor de su desarrollo económico y social.

Nuevo complejo ferroviario

Desde la entrada en servicio de la actual estación de Madrid Chamartín en 1975, la tipología de los tráficos ferroviarios que utilizan sus instalaciones ha evolucionado notablemente. Actualmente la estación es un punto neurálgico de la red de Cercanías de Madrid, y, además, da servicio a trenes de media y larga distancia, tanto convencionales como de alta velocidad.

A todo esto, se suma la próxima liberalización del transporte ferroviario de viajeros, que permitirá la llegada de nuevos operadores ferroviarios a la red ferroviaria. Este proceso supondrá un incremento adicional tanto de la oferta como de la demanda de servicios ferroviarios, especialmente en el ámbito de la alta velocidad.

Está prevista una planificación que no sólo se ha contemplado actuaciones en materia de alta velocidad, sino también otras muy relevantes para mejorar el servicio de Cercanías. Cuando el proceso de transformación se haya completado, la estación contará con 13 vías y siete andenes de ancho ibérico y 18 vías y 9 andenes de ancho internacional, todas ellas pasantes hacia el norte y el sur del país, convirtiéndose así en un punto clave de paso e intercambio de una única red transversal de alta velocidad española.

La nueva estación, gracias al nuevo túnel de ancho estándar que la conectará con Atocha, actualmente en fase de pruebas, potenciará la explotación y conexión directa de las líneas del Norte del país con las que proceden del Sur y del Mediterráneo.

De este modo, Chamartín podrá atender, con la máxima calidad, las necesidades de los 41,5 millones de viajeros anuales previstos, las necesidades operativas del administrador ferroviario y las necesidades comerciales de los operadores ferroviarios e inmobiliarios (DCN y otros), que garanticen la viabilidad y sostenibilidad del sistema ferroviario y de las actuaciones en la estación.

Concurso internacional

Debido a la elevada exigencia de las tareas de redacción de los proyectos de transformación de Chamartín, se ha considerado necesario dividir el concurso en dos fases. La primera tiene por objeto seleccionar hasta un máximo de diez equipos que acrediten la necesaria solvencia técnica y económica para realizar los trabajos. En la segunda fase cada equipo presentará una propuesta de forma anónima para la transformación de la estación.

El jurado, sin tener conocimiento de los autores de cada propuesta y basándose en criterios técnicos, funcionales y económicos, decidirá la mejor y, por consiguiente, el equipo seleccionado para su contratación por Adif AV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here