Ceuta y Melilla está aislada por tierra, mar y aire, desde la media noche, tras las medidas decretadas por los gobiernos de España y Marruecos para hacer frente a la crisis del coronavirus. Esta decisión se anunció con pocas horas de antelación, lo que ha provocado que grupos de marroquíes hayan quedado atrapados en la ciudad y muchos melillenses en la península.

El Ministerio decretó la prohibición, desde el 17 de marzo, de vuelos entre cualquier aeropuerto situado en el territorio nacional con Ceuta y Melilla, así como el desembarco en los puertos de ambas ciudades.

Este cierre de los puertos y aeropuertos de Ceuta y Melilla a vuelos y buques de pasaje se aplica en virtud de la Orden TMA/242/2020, publicada a última hora de ayer lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En las inmediaciones de la frontera de Beni-Enzar han quedado atrapados a la intemperie por la noche, decenas de marroquíes, entre ellos un grupo de más de medio centenar de personas que desembarcaron de los ferrys de Málaga, Almería y Motril (Granada) o los viajeros de los aviones de Málaga, Almería, Granada, Sevilla, Madrid y Barcelona, a los que Marruecos les han denegado la entrada en su país a pesar de ser nacionales propios.

También han quedado atrapados los trabajadores o personas que suelen deambular por la ciudad española, entre ellos menores extranjeros no acompañados que no tuvieron conocimiento del cierre de las fronteras terrestres entre Melilla y Marruecos la madrugada del viernes 13 marzo y quedaron sin poder entrar a su país. El reino alauí ha bloqueado totalmente sus puestos fronterizos, incluso con barreras de hormigón, y no permite entrar ni siquiera a los propios marroquíes.

Por el contrario, y gracias a la mediación de la Embajada de España en Marruecos, las autoridades marroquíes están permitiendo desde el primer día del cierre que los melillenses y turistas españoles y de otras nacionalidades, puedan volver a España a través de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla.

La medida ha sorprendido a personas de diferentes puntos de España y de otros países, que no podrán salir ni por avión, ni por barco, ni por la frontera terrestre de Ceuta y de Melilla. Tampoco podrán volver los viajeros de estas dos ciudades atrapados en la península.

La Cruz Roja de Málaga ha atendido a muchos melillenses y les ha ofrecido mantas, comida y productos de higiene como jabón y pasta de dientes. No saben cuando podrán regresar a casa.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre