El actor, afectado como otras 62.000 familias españolas por los reales decretos que, con carácter retroactivo, eliminaban las ayudas a las renovables, ha acudido a la reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente después de realizar una huelga de hambre de trece días en la puerta de Ferraz acuciado por un embargo inminente de Hacienda.

“Van a intentar paralizar las subastas de Hacienda, porque eso es competencia del gobierno”

Tal como nos dijo César Vea en la entrevista que publicamos ayer​​ en Diario 16 unas horas antes de la reunión, no ha salido de ella “con un cheque para ir a Hacienda corriendo y decirles por favor no me quiten más la vida, tomen y paguen esto”, pero​ ​aunque no se ha salido con un documento firmado, ha tenido “muy buenas sensaciones”.

Según el propio actor, ha tenido la impresión de que Hugo Morán “es una persona íntegra, de la que me fío plenamente”. En la citada reunión, se han barajado diferentes vías para subsanar este problema. Lo que sí se ha comprometido es “a no dejar en la calle a los afectados porque van a intentar paralizar las subastas de Hacienda, porque eso es competencia del gobierno”. 

Este aplazamiento le dará un respiro a César Vea y al resto de afectados para  poder encontrar una solución definitiva a este problema, generado por unos reales decretos que cambiaban las normas jurídicas una vez realizadas las inversiones. ​​​

Al menos ahora podrá descansar unos días en su pueblo de La Rioja, ​porque​ parece que tras tantos días en huelga de hambre ve por fin algo de “luz fotovoltaica al final del túnel”.​

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre