Cero ca la pesca ilegal. Así, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, considera que la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) constituye una prioridad estratégica para el Gobierno de España, ya que constituye una seria amenaza para la sostenibilidad de los ecosistemas marinos, además de ocasionar graves perjuicios económicos y sociales para las regiones que viven de la pesca.

España y el resto de los Estados Miembros de la Unión Europea son conscientes de su responsabilidad en la tarea de proteger los mares y océanos y lideran a nivel mundial la lucha contra la pesca ilegal. Para el ministro, resulta fundamental defender la tolerancia cero frente a esta lacra, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Equipos

Para emprender con eficacia esta tarea, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha incrementado los equipos humanos y los medios técnicos y legales. Esto se ha traducido en un refuerzo de la inspección pesquera, la tipificación de determinadas infracciones pesqueras como «graves» o «muy graves» o un mayor intercambio de información con otros países e instituciones multilaterales.

Gracias a ello, España ha podido detectar operaciones de pesca ilegal muy complejas y a gran escala, que se han traducido en sanciones económicas para los infractores, así como inhabilitación para la actividad pesquera durante varios años.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa falta de acuerdo de la izquierda da alas a Pablo Casado
Artículo siguienteUna patrulla de Guías Caninos descubre 900 kilos de hachís en el interior de una furgoneta
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre