La ministra de Educación, Isabel Celaá, advierte de una campaña de fake news contra la Ley de Educación y niega que se vayan a cerrar los centros de educación especial «porque son necesarios».

La derecha vuelve así a crear una falsa polémica que hace mella en parte de la opinión pública y publicada. Ni se cierran los centros de educación especial ni se acaba con la libertad de los padres para elegir dónde quieren que estudien sus hijos e hijas.

En la entrevista concedida a TVE, Celáa explica con rotundidad sobre la educación especial, que tal y como aparece en la disposición cuarta del proyecto de ley educativa, se va a «proveer de recursos suficientes los centros ordinarios» para aquellos padres que quieran llevar a sus hijos con discapacidad o necesidades especiales a la escuela ordinaria. Sin embargo, esta medida no supone cerrar los centros especiales que ya existen.

En este sentido, aclara que se mantendrán los centros de educación especial, «especializados en el tratamiento de niños con discapacidad». «La ley dice que serán centros de referencia y de apoyo para el sistema y podrán seguir escolarizando niños», ha incidido Celaá, quien ha determinado que lo que se tendrá en cuenta es «el interés superior del menor» y la opinión de las familias.

Sobre las críticas a la libertad de elección de colegios para los hijos, la ministra ha explicado que la libertad de enseñanza está consagrada y contemplada en el artículo uno del proyecto de ley». Celaá ha recomendado a los padres que critican esta cuestión que abran y lean el proyecto de ley.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorCrisis humanitaria en las Islas Canarias
Artículo siguienteCondenado a tres años y medio por maltratar a su mujer delante de sus hijos menores
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. El 55% de los catalanes de lengua española, tienen prohibido escolarizar a sus hijos en su lengua propia y común de todos los españoles.

    La nueva ley blinda el modelo neofranquista de discriminación lingüística y expulsa definitivamente al español de las escuelas catalanas.

    Los nacionalistas argumentan que el español se aprende en la calle. Como si la igualdad de derechos, pudiera estar subordinada a razones instrumentales.

    Todos los pedagogos nacionalistas coincidían en tachar a la inmersión como una aberración cundo era en español y recordaban que la ONU recomienda escolarizar a los niños en su lengua propia.

    Los niños son fines en si mismos, no instrumentos al servicio de ninguna causa, ni de ninguna lengua, y la ONU recomienda escolarizarlos en su lengua propia allí donde hay dos o más comunidades lingüísticas relevantes e históricas.

    El PSOE-PSC con su nueva ley consagra y blinda la discriminación lingüística, y vende a los catalanes constitucionalistas por un plato de lentejas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre