El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) es una entidad pública que depende directamente del Ministerio de Ciencia e Innovación, cuya finalidad es el crecimiento y mejora de la competitividad de las empresas españolas, tanto a nivel estatal como internacional, mediante la promoción de actividades de investigación y desarrollo, así como de innovación tecnológica.

De esta manera, CDTI se ha posicionado como uno de los organismos más relevantes y prestigiosos de nuestro país. Solo durante 2018, aprobaron un total de 750 millones de euros en ayudas parcialmente reembolsables y subvenciones a empresas españolas, financiando alrededor de 1.780 proyectos de I+D+i con un presupuesto total de 1.046 millones. Estas cifras demuestran la importancia de esta entidad en el crecimiento del tejido empresarial español. Sin embargo, la tramitación de estas ayudas no es un proceso sencillo. No osbtante existen empresas especializadas en la gestión y tramitación de las ayudas del CDTI como es el caso de Euro-Funding.

El apoyo que el CDTI ofrece a las empresas de nuestro país para su mejora a nivel tecnológico se centra en cuatro líneas:

  • Concesión de ayudas a proyectos de I+D desarrollados por las empresas mediante ayudas parcialmente reembolsables o subvenciones.
  • Apoyo a la consolidación o creación de empresas de base tecnológica.
  • Gestión y promoción de participación española en programas internacionales de cooperación tecnológica.
  • Promoción de la transferencia internacional de tecnología empresarial y de los servicios de apoyo a la innovación tecnológica.

Para ello, ofrecen multitud de convocatorias a lo largo del año destinadas a la financiación de diferentes tipos de actividades a realizar por parte de las empresas beneficiarias. Una de las líneas de financiación más conocidas de este centro son las ayudas a “Proyectos de investigación y desarrollo (PID)” destinadas a la creación y mejora significativa de procesos productivos, productos o servicios de las empresas con una cobertura financiera de hasta el 85% del presupuesto del proyecto y con un tramo no reembolsable que puede variar entre el 20% y 30% en función del tipo de empresas. Este tipo de ayudas son una de las mejores opciones de financiación para empresas que vayan a llevar a cabo un proyecto de I+D individualmente ya que están abiertas durante todo el año y no establecen unos retos temáticos específicos.

Por otro lado, cabe destacar el programa “Proyectos estratégicos CIEN” para el apoyo de grandes proyectos de I+D llevados a cabo en colaboración entre empresas y dirigido al desarrollo de actividades de investigación en áreas de actuación estratégicas y fundamentales para el futuro, como por ejemplo economía circular o industria conectada e inteligente. Además, esta convocatoria exige la participación relevante de organismos de investigación fortaleciendo la colaboración público-privada en el ámbito nacional. Respecto a condiciones de financieras, al igual que en los PID, ofrecen una ayuda parcialmente reembolsable con una cobertura de hasta el 85% y un tramo no reembolsable de hasta el 33% del presupuesto total.

Para empresas de reciente creación las ayudas CDTI cuentan con la convocatoria NEOTEC, actualmente cerrada, aunque abrirá su plazo de presentación de solicitudes durante el 2020. Esta ayuda en forma de subvención va dirigida a la financiación de la puesta en marcha de nuevos programas empresariales mediante una estrategia de negocio con un importante componente tecnológico. Los proyectos empresariales que sean aprobados recibirán una subvención de hasta el 70% del presupuesto, con un máximo de 250.000 € por empresa.

Si bien estas tres convocatorias financian gastos de personal, material necesario para el desarrollo del proyecto, colaboraciones con centros de investigación, universidades u otras colaboraciones, entre otros, CDTI también ofrece apoyo financiero para proyectos de inversión con un componente innovador, donde cabe destacar la convocatoria “Línea de expansión (LIC A)”. El objetivo de esta convocatoria es potenciar la innovación en diversas regiones españolas como Andalucía, Galicia y Castilla-La Mancha mediante la concesión de una ayuda parcialmente reembolsable de hasta el 75% del presupuesto y con un tramo no reembolsable del 10%. En este caso, los gastos financiables son, principalmente, la adquisición de activos fijos nuevos para una inversión inicial que suponga la creación de un nuevo establecimiento, la ampliación de la capacidad, la diversificación de producción y la actividad del establecimiento o la transformación fundamental del proceso productivo global.

Por último, detallar que estas convocatorias son únicamente un resumen de las ayudas que el CDTI ofrece. Existen multitud de convocatorias que se adecuan a la variedad de necesidades del sector empresarial español, con unos beneficios para las empresas difíciles de encontrar en otras entidades financieras.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre