CCOO anuncia la convocatoria de huelga en la Policía a partir del viernes 5 de marzo, y lamenta que la vulneración de los derechos del personal no policial provoque una pérdida de la calidad de los servicios públicos, especialmente en lo relativo a documentación, tanto de DNI y pasaporte como de extranjería.

“Llevamos años denunciando que, a pesar de la evidente necesidad, el Ministerio del Interior no cubre el total de plazas vacantes del personal no policial”, lamenta Fernando García, secretario general de CCOO en el Ministerio del Interior. “Esto hace que quienes gestionan los recursos humanos coloquen a policías en esos puestos, en detrimento de otros servicios públicos, como la seguridad ciudadana, que entendemos están más cerca del interés, formación y vocación del personal policial, con un importante sobrecoste”.

El sindicato ya puso de manifiesto esta necesidad en 2014, cuando anticipó el colapso que iba a producirse en los servicios de DNI al coincidir un pico de renovaciones en 2016. Su campaña tuvo como respuesta dos ofertas de empleo público extraordinarias, un incremento de 280 puestos “claramente insuficientes cuando hay alrededor de 1.500 vacantes por cubrir”.

CCOO exige, además, una interlocución fluida con el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía. Aluden a la falta de cumplimiento de los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y los sindicatos en la Administración General del Estado, “especialmente graves en Policía, que ignora lo firmado al respecto de prevención de riesgos laborales, movilidad, reclasificaciones de puestos de trabajo y IV Convenio Único, entre otros”.

García anticipa su propuesta de creación de un órgano de gestión de recursos humanos de personal no policial, determinando las funciones de cada colectivo dentro de la Policía. “No es una novedad en el Ministerio del Interior, donde ya existen cuerpos que mantienen su estructura propia en cuanto a la gestión de efectivos, pero con dependencia funcional de otra dirección general”, asegura García.

El sindicato, que inició en junio una campaña de movilizaciones para exigir el cumplimiento de los acuerdos en la Administración del Estado, anuncia paros parciales de dos horas en la Policía todos los viernes, desde el 5 de marzo hasta el 30 de abril. Anticipa asimismo que, de ser necesario, convocará jornadas completas a partir de esa fecha, “hasta que se garantice el respeto a los derechos del personal no policial”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre