La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales lanza información demoledora sobre la situación en Cataluña en Sanidad, Educación y Servicios Sociales. La comunidad que estuvo durante años, junto al País Vasco, a la cabeza en estas áreas, ha sufrido duros recortes en los últimos años.

Así, el informe de esta entidad pone de manifiesto que Cataluña ocupa el último puesto en en gasto por habitante en Sanidad, penúltima en educación y sólo supera a cuatro comunidades en Servicios Sociales.

Los recortes realizados en políticas sociales a partir del año 2010 y que fueron especialmente drásticos en 2013, condujeron a que en ese año 2013 se registrase el nivel más bajo en gasto autonómico en servicios esenciales (sanidad, educación y servicios sociales), con poco más de 15.000M millones de euros. Desde el año 2014 y hasta el 2018 se han ido registrando aumentos en los presupuestos liquidados llegando a más de 18.000 millones de euros en el presupuesto liquidado de 2018. Sin embargo, la tendencia se ha roto en el presupuesto definitivo de 2019 que ha caído un 13% respecto al gasto 2018.

De la tercera a la última

Cataluña ha pasado de ser la tercera comunidad del régimen común en inversión social en España y superaren más de 250€ la inversión media de las comunidades autónomas en 2009 a ser, en 2019, la comunidadque menos invierte por habitante en políticas sociales, con 300€ menos por habitante que la media deEspaña. Además, es la tercera que menos porcentaje de su presupuesto dedica a políticas sociales.

El análisis de la variación año tras año de la inversión social de Cataluña y de España indica que en los años de recortes, éstos han sido mucho más pronunciados en Cataluña que en España.

Considerando todas las políticas gestionadas por Cataluña, indudablemente la situación de crisis derivó en un importante incremento del gasto en deuda pública autonómica, en un agónico y fallido intento de mantener las políticas de protección. En dos años de esta serie histórica, 2013 y 2018, se ha gastado más en deuda en Cataluña que en Sanidad. Además, dobló el gasto en Educación y quintuplicó el de servicios sociales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre