sábado, 22enero, 2022
8.7 C
Seville

Cataluña deja aisladas en Navidad a miles de personas que no podrán viajar a sus comunidades por Nochebuena

- Publicidad -

análisis

El gas y Europa. Rusia hizo un movimiento de ajedrez inesperado

Año 2014  Para quizás  entender un poco más los últimos acontecimientos geopolíticos, nos remontamos al año 2014 (Año que coincide con las autoproclamada  República popular ...

El Repaso del 21 de enero: Situación entre EEUU-UE y Rusia, el papelón de España, y el posible origen del Covid del laboratorio de...

En El Repaso de hoy seguimos informando sobre la actualidad en el conflicto entre EEUU y Rusia, donde la situación de Europa cada vez...

Interinos: La Martingala europea

Una de las cosas que más sorprende a los interinos es que esta Europa no está diseñada para el ejercicio de derechos sino para...

Señora Margarita, a España no se le ha perdido nada en Ucrania

Lo de Rusia con Ucrania se está poniendo feo. Da la sensación de que Biden y Putin dan por cerrada la vía diplomática, entrando...
- Publicidad -
- Publicidad-

La vida de las personas que trabajan en Cataluña, pero tienen su hogar o su núcleo familiar fuera de la comunidad autónoma se ve muy afectada por las medidas restrictivas que afectan a los desplazamientos. El confinamiento perimetral las aísla de su entorno afectivo y la situación amenaza con alargarse condenándolas a pasar la navidad lejos de sus seres queridos. Algo que califican como un trato “discriminatorio” frente al resto de habitantes de la región que tendrán más libertad a la hora de poder desplazarse por su entorno habitual.

Sin ver a la familia

Los estudiantes pueden desplazarse libremente entre comunidades para poder asistir a las clases, aunque algunos prefieren no hacerlo. Ya que al haberse suspendido en muchos casos las clases presenciales temen que esto les deslegitime para poder desplazarse entre territorios. “Llevo sin ver a mis padres desde septiembre, y hasta que no se levante el confinamiento perimetral prefiero no desplazarme hasta el pueblo”, explica a Diario 16 un estudiante universitario que vive con otras cuatro compañeras en un piso del barrio barcelonés del Eixample. Todos ellos están preocupados porque temen lo peor para cuando lleguen las fiestas de navidad. “Estámos viendo que, como las fases de la desescalada no incluyen abrir las fronteras, cada vez es más probable que tengamos que pasar la navidad aquí”, continúa otra estudiante.

Falta de coherencia

Las personas que tengan que quedarse encerradas en Cataluña durante navidad lo tendrán difícil para encontrar compañía en esos días tan señalados. “No nos podemos imaginar pasar las navidades aquí, porque ¿con quién vamos a ir?. Todos nuestros compañeros son de Cataluña y en las fiestas volverán a sus casas con sus familias”, explican los estudiantes. Pero no es sólo a ellos a los que les afecta esta medida. “Mi empresa cierra y la gente de aquí se irá con sus familias. Así que me quedaré completamente sola”, cuenta Laura, una investigadora que tiene a toda su familia en Salamanca. “Mis abuelos son muy mayores, el tiempo es muy valioso para ellos y para mí. Se trata de un tema sentimental”, sigue Laura. Y es que para estas personas se trata de una necesidad prioritaria la de poder pasar la navidad con la familia y se sienten discriminados.  “No veo coherencia. Por un lado, van a poder abrir centros comerciales, bares, restaurantes lo que hace que la gente de aquí pueda llevar una vida más o menos normal y, por otro, a las personas como yo se nos aplican medidas  muy restrictivas”, se queja Laura.

Un año muy largo

Para la mayoría de estudiantes universitarios la rutina es muy exigente. Se juntan las clases, las prácticas y los trabajos para ayudar con la economía familiar. “Yo no me imagino encarando las clases de enero sin haber viajado a casa por navidad; ya estoy viendo que el 2021 se me va a hacer igual de largo que el 2020”, se quejan los estudiantes. La medida se convierte en paradójica en el caso de algunos de los jóvenes que están estudiando lejos de sus familias. “Tengo amigos que tienen a la familia en un pueblo del Pirineo a cuatro horas en coche y podrán ir a pasar las fiestas con sus seres queridos y yo que estoy a tan solo dos horas de casa me tendré que quedar aquí sola”, relata una estudiante.

Medidas confusas

Las medidas dictadas por el Gobierno de la Generalitat contemplan algunos supuestos para poder cruzar el perímetro. “No entiendo que no se especifiquen más las causas necesarias para tener el permiso para poder pasar. Como, por ejemplo, las causas de fuerza mayor. Porque entonces ¿quien  lo valora?, ¿el policía que te detiene en un control?”, explica disgustada Laura. Todo dependerá de cómo avance la situación, pero también está la posibilidad de que las autoridades sanitarias se replanteen la situación de estas personas y que, en la medida de lo posible, se preste atención a sus quejas.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Las medidas de aislamiento y cierres perimetrales son un sinsentido, carecen de lógica y sentido común. Como todo lo que se ha estado haciendo hasta ahora.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Adultocentrismo: Opresión desconocida u olvidada… Hasta por las izquierdas

Las opresiones son múltiples y no pocas de ellas paradójicamente existentes y persistentes, pero a la vez realmente desconocidas u olvidadas durante largos periodos...

Entrevista al escritor y activista político nicaragüense Fabio Mendoza Obando

Crecer sin el amor de nuestros progenitores y ser emigrante son las dos circunstancias más difíciles que un ser humano puede vivir a lo...

Gento: leyenda de barrio

Antonio Gala dejó escrito en algún sitio que para estar en el mundo en los años 60 había que saber quién era Gento, aunque...

¿En serio? Matemáticas y comprensión lectora

Cada día nos enteramos de una cosa nueva. Esto no lo es tanto, porque parece lógico. Cuando alguien no entiende lo que lee, no...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Adultocentrismo: Opresión desconocida u olvidada… Hasta por las izquierdas

Las opresiones son múltiples y no pocas de ellas paradójicamente existentes y persistentes, pero a la vez realmente desconocidas u olvidadas durante largos periodos...

Entrevista al escritor y activista político nicaragüense Fabio Mendoza Obando

Crecer sin el amor de nuestros progenitores y ser emigrante son las dos circunstancias más difíciles que un ser humano puede vivir a lo...

Gento: leyenda de barrio

Antonio Gala dejó escrito en algún sitio que para estar en el mundo en los años 60 había que saber quién era Gento, aunque...

¿En serio? Matemáticas y comprensión lectora

Cada día nos enteramos de una cosa nueva. Esto no lo es tanto, porque parece lógico. Cuando alguien no entiende lo que lee, no...