La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ya ha informado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, de su intención de solicitar al Gobierno el confinamiento en el hogar para los ciudadanos de esta comunidad, si para el 15 de noviembre no se detecta que se doblegue la curva.

Es el Gobierno de España quien tiene que dar el consentimiento para esta medida en virtud del modelo de estado de alarma establecido por Pedro Sánchez en el Real Decreto 927/2020. Si para el 15 de noviembre el número de contagios no ha descendido en Castilla y León, el ejecutivo autonómico entiende que ha llegado el momento del confinamiento total de la población.

Fuentes del ejecutivo informan a Diario16.com que es probable que se permita, con respecto al confinamiento de marzo, que los escolares puedan ir a clase y, siempre que sea necesario, el traslado a los puestos de trabajo, pero será difícil que se mantengan abiertos los centros hosteleros.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre