La esperada declaración en calidad de testigo de Luis María Linde en la Audiencia Nacional ha dejado, en primer lugar, la confirmación de que el Caso Popular no es el Caso Bankia y, en segundo término, que Emilio Saracho está aún más acorralado, ya que ha reiterado que la crisis de liquidez originada en el segundo trimestre de 2017 fue la única y exclusiva causa de la resolución.

El ex gobernador del Banco de España ha confirmado lo que afirmaron los peritos en su informe, que el Popular era un banco solvente. Según fuentes judiciales consultadas por Diario16, Linde ha sido tajante al afirmar que la solvencia no es una cuestión subjetiva sino que es una ratio y que el Banco Popular estuvo siempre por encima de las exigencias regulatorias. Además, ha confirmado que la resolución no tuvo nada que ver con falta de provisiones. No hubo respecto a los requerimientos y cumplimiento de ratios, ninguna irregularidad, ni penal, ni administrativa.

Respecto a la liquidez, Linde ha afirmado que en el segundo trimestre existieron una serie de noticias y de hechos que dinamitaron la confianza del banco. En este sentido ha resaltado el hecho relevante de la reexpresión de las cuentas y la filtracion de la dimision de Pedro Larena. Por tanto, el ex gobernador ha puesto el foco en la gestión de Saracho. Lo que no ha dejado muy claro en su declaración, según informan fuentes judiciales, es la razón por la que no le dieron más liquidez al Popular. Simplemente ha afirmado que se pidió la ELA en muy poco tiempo y que para ello se requerían una serie de trámites e informes.

Linde ha afirmado que el Popular siempre cumplio con los AQR y, con el cambio de supervisor del BDE al BCE, se hicieron examenes de calidad de activos y  pruebas de estres, que el Popular superó, tanto por estar por encima del mínimo del capital regulatorio tanto en los escenarios mas adversos, como en los menos. Además, el ex gobernador ha confirmado que el Popular, tras la ampliación de 2012, quedó más reforzado y se fue reforzando año a año , despues de haber superado una de las mas graves crisis de la historia por sus propios medios y sin ayudas publicas.

También ha hecho referencias al proceso de sucesión que llevó a Saracho a la presidencia del Popular. Linde ha afirmado que no se le encargó a Reyes Calderón un cambio de presidente. Nadie del Banco de España ni del BCE dio instrucciones ni apoyó la salida de Ángel Ron.

Tras una declaración tan contundente, ¿ahora qué? ¿Por qué se permitió que el Santander disolviera el Popular? ¿Tendrá algo que ver con una cuenta en Panamá con 20 millones de euros que tienen un destinatario claro y que está condicionada a la realización de un hecho concreto? ¿Tanto poder tienen los lobbies que trabajan para el Santander para, presuntamente, influenciar a la Justicia y que se aplique la Doctrina Botín II para eximir de responsabilidad al banco presidido por Ana Patricia Botín? ¿Por qué eximen de responsabilidad penal al Santander cuando hay cada vez más indicios de que se está produciendo un presunto enriquecimiento ilícito?

Si el Popular dejó de ser el Banco Popular histórico tras la resolución y la venta por un euro, como defiende el Santander, ¿por qué el Santander sigue reclamando en su nombre créditos que eran del Popular, del «banco viejo»? En realidad, ¿la extinción del Popular se produjo con la única intención de arruinar a más de 1,2 millones de personas y que el Santander se quedara con todos los activos del Popular? Los afectados, ¿sabrán alguna vez qué es lo que realmente ha comprado por un euro el banco presidido por Ana Patricia Botín?

Si no se obliga a pagar a los accionistas del Popular y sí se permitió que el Santander se quedase con todos los activos, ¿no es eso injusto, además de un presunto enriquecimiento ilícito? ¿Puede la Justicia explicar esto?

Ante unos hechos que cada vez quedan más clarificados con las declaraciones en la Audiencia Nacional y con los documentos que ha publicado Diario16, ¿puede alguien explicar por qué el poder Ejecutivo (el ministerio correspondiente) frenar las actividades del Santander? Y el legislativo, ¿por qué sigue cruzado de brazos y no interviene para frenar al banco cántabro? ¿Pueden explicar al pueblo por qué contra este banco nadie nunca hace nada, haga lo que haga?

Muchas preguntas que 1,2 millones de personas esperan respuestas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre