Foto: Flickr Rubén Vique

Un Informe de la inspección del Banco de España fechado el 26 de marzo de 2019, al que Diario16 ha tenido acceso, indica con claridad que el Banco Popular cumplía con la normativa implantada en España por el RDL 2/2012 (Guindos I) y RDL 18/2012 (Guindos II).

Según indica el documento «B. Popular presentó al Banco de España los planes en cumplimiento de las previsiones de los Reales Decretos-ley a que se ha hecho referencia. El 17 de abril de 2012, la Comisión Ejecutiva del Banco de España aprobó el Plan presentado por B. Popular para atender los requerimientos del RDL 2/2012 (Plan RDL 2/2012). Sus previsiones, pronto quedarían ampliadas por las previstas en el Plan presentado por la entidad con fecha 11 de junio de 2012, para cumplir con los nuevos requisitos del RDL 18/2012 (Plan RDL 18/2012) y que fue aprobado por el Banco de España el 27 de junio de 2012».

El plan del Popular cubría los saneamientos derivados de esos RDL en los años 2012/13 con la generación del margen de explotación en dichos ejercicios y con la obtención de resultados extra derivados de la venta de activos no estratégicos.

Hay que recordar que esos RDL promulgados por Luis de Guindos tuvieron unos efectos más negativos que positivos en la banca española y que, posiblemente, fueron el pistoletazo de salida al plan del actual vicepresidente del BCE de integración bancaria que terminara con sólo dos entidades en el sector gracias a fusiones y operaciones corporativas. Además, la propia banca lleva reclamando la derogación de esos decretos porque están ahogando los balances de las entidades medianas.

Volviendo al Caso Popular, esta aprobación por parte del Banco de España de los planes presentados por la sexta entidad financiera, es una muestra más de que la resolución nada tiene que ver con la situación del banco en las épocas anteriores a Saracho, sino que, como bien afirmaron los peritos del Banco de España, la causa de la resolución del Popular fue la grave crisis de liquidez generada a partir del segundo trimestre de 2017, concretamente a partir del Hecho Relevante que comunicó la re expresión de las cuentas de 2016 y que tuvo un impacto muy limitado en los resultados del primer trimestre pero que provocó la primera gran salida de depósitos.

Los peritos Santiago Ruíz-Clavijo y Pablo Hernández fueron concluyentes en su informe: el Banco Popular no era inviable puesto que «a diciembre de 2016, su patrimonio neto era de 11.088 millones de euros y tenía una capacidad de generación recurrente de beneficios antes de provisiones en torno a 1.150 millones de euros». Añadían, además, que la entidad disponía de la posibilidad de «materializar plusvalías por ventas de negocios», tal y como llevamos afirmando en Diario16 en referencia a las ofertas de activos no estratégicos recibidas del BCI chileno para TotalBank y de Värde para WiZink.

Los peritos fueron muy claros en lo referente a la liquidez: «la entidad tenía un grave problema de liquidez siendo en todo momento antes de la resolución solvente, sus fondos propios eran positivos». Además, incidieron en el hecho de cuándo se produjeron esas fugas de liquidez: «La decisión de resolver la entidad se basó en el deterioro de la situación de liquidez por una salida de depósitos especialmente intensa desde abril de 2017, concentrándose en fechas concretas».

En otro orden de cosas, el informe pericial del Banco de España fue muy claro a la hora de valorar el impacto en los afectados del Popular: «Las pérdidas sufridas por los inversores son consecuencia de la decisión administrativa de resolver la entidad y proceder a su venta a través de un procedimiento de subasta competitiva». Por tanto, tal y como llevamos indicando en Diario16 desde hace años, fue el procedimiento de resolución del FROB y la JUR lo que provocó la ruina de más de 305.000 familias, no la ampliación de capital, por mas que haya quienes intenten que el pueblo español crea lo contrario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

9 Comentarios

  1. Así es D. Esteban, intentan echar la culpa a los ex-gestores antes de la llegada de Saracho, y no cuela, hay demasiada documentación para demostrarlo, los ratios de capital, la cuentas supervisadas, el nivel de solvencia, los activos para vender, las ofertas de otros Bancos, la misma ampliación de capital del 2016 fue suficiente, transparente, con el visto bueno del BCE y se cubrió con sobredemanda. Mucho ánimo a todos, va por buen camino la cosa.

  2. Están muy pillados, solo hace falta que el juez no sea de los del clan progre (querido Emilio) y sus amiguitos escritores. Tiene toda la pinta de que NO. Gracias a Diario 16 cada día más cerca.

  3. Lo que digan los periodicos vendidos al santander no son pruebas, las pruebas concluyentes estan en manos del juez y a eso no se puede cerrar los ojos, porque seria de una gravedad extrema que asi fuera….

  4. estan hackeando el poner comentarios y controlando las ips para que no se puedan ver los articulos referentes al Popular Santander

  5. BANCA
    El ex número dos de Ron en Popular defiende la ampliación de capital de 2016

    El ex consejero delegado del Banco Popular Francisco Gómez Martín ha defendido este martes la ampliación de capital acometida por la entidad en la primavera de 2016, un año antes de su disolución, y a diferencia del expresidente Emilio Saracho, ha manifestado que resultó suficiente porque hubo sobredemanda de acciones.
    Así lo ha declarado Gómez Martín en su comparecencia como investigado ante el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama, que investiga las presuntas irregularidades que llevaron a la disolución del Popular a mediados de 2017.
    Según fuentes jurídicas presentes en la declaración, el que fuera ‘número dos’ del que fuera presidente del banco Ángel Ron ha aseverado que la ampliación de capital contaba con el visto bueno del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que se hizo adecuadamente.
    Bien diferente fue la opinión que manifestó Saracho sobre este asunto. El último presidente de la entidad aseguró que hizo lo que pudo tal y como se encontró el banco al llegar y subrayó que la ampliación de capital acometida bajo la dirección de Ron se había quedado muy lejos de las necesidades de liquidez, ya que sólo creció en 2.500 millones de euros de los 8.000 millones que requería.
    Error inmobiliario
    Pero Gómez Martín ha defendido su gestión en el Popular, tal y como ya hizo el exvicepresidente Roberto Higuera, y durante su declaración, que se ha prolongado durante unas cuatro horas en las que ha contestado al instructor y al fiscal anticorrupción, ha llegado a comentar que el Popular era la envidia de los bancos ‘medianos’ españoles, aunque sí ha reconocido que su error fue invertir en el mercado inmobiliario.
    En un momento dado, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 ha querido saber su opinión sobre la gestión posterior a la salida de Ron y él del banco, es decir, en los 108 días en que Saracho estuvo al frente del mismo antes de la disolución. Gómez Martín ha respondido que la comunicación el 3 de abril de 2017 de un hecho relevante a la CNMV anunciando la necesidad de una reexpresión de las cuentas le pareció una «temeridad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =