Mientras una casa tradicional puede tardar más de 15 meses en construirse, sumados a los probables retrasos, una casa de hormigón prefabricada permite que tengas una vivienda a estrenar en un periodo mucho más corto, de unos 7 meses. Las casas de hormigón prefabricadas son una opción con un presupuesto más cómodo, con una ejecución más sencilla y con una arquitectura más diáfana y moderna que las construcciones tradicionales. Un mercado que ha crecido exponencialmente en la última década.

La empresa Hormipresa es una de las líderes del sector, especializada en las viviendas modulares de hormigón prefabricadas. ¿Cuáles son sus características esenciales? ¿Por qué son ahora una opción más solicitada que en el pasado? La naturaleza de los espacios, los materiales, el mantenimiento, la eficiencia energética y los precios que se barajan son algunos de los motivos que explican el éxito de estas casas prefabricadas de hormigón.

Espacios diáfanos y materiales resistentes de las viviendas modulares

Las casas prefabricadas de hormigón ofertadas por Hormipresa comprenden hasta nueve modelos distintos en cuanto a la distribución de los espacios, la arquitectura y la luminosidad natural que caracterizan a las mismas. Suelen ser modelos que van desde los 90 metros cuadrados construidos hasta los 235, lo que permite encontrar viviendas modulares para todo tipo de clientes, ya sean grandes familias que necesitan de amplios espacios o personas en búsqueda de un ambiente tranquilo.

Los precios y modelos de casas prefabricadas que se encuentran en Hormipresa son también uno de los motivos por los que los clientes acuden a la compañía. La posibilidad de escoger sobre el papel uno de los modelos asegura contar con un presupuesto cerrado y con un periodo de construcción fijo. Y es que es muy habitual en las construcciones tradicionales ver cómo se prolongan los tiempos de la obra y el precio final crece a medida que se retrasa la entrega. Sin embargo, con las casas prefabricadas de hormigón esa variable se elimina con más facilidad, ya que el despliegue del modelo es mucho más sencillo, se fabrica en un espacio cerrado y el control de calidad y seguridad es más alto que en la obra clásica. En este sentido, la seguridad del trabajador y de la propia construcción es mucho mayor en las viviendas modulares que parten de esta premisa. Al mismo tiempo, el precio se mantiene en lo acordado inicialmente.

A mayores, los materiales son más resistentes que el ladrillo. El hormigón armado constituirá una elección resistente y duradera para la vivienda que, además, evita las grietas y reduce la posibilidad de humedades. Con los sistemas usados en los modelos de Hormipresa, no es necesario que las paredes de la casa se vuelvan a pintar, aguanta más la erosión del tiempo y la climatología, así como es más fácil realizar cambios decorativos.

Estos motivos hacen que las casas prefabricadas de hormigón sean una opción que se está alzando como una forma más asequible de precio, que ofrece una mayor eficiencia energética, así como un diseño más minimalista y diáfano, que conquista a la gente que está buscando una nueva casa.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + veinte =