Pablo Casado ha tenido que salir al paso tras la ambigüedad de Isabel Díaz Ayuso a la hora de condenar las amenazas de muerte a Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y María Gámez. En concreto, el líder del Partido Popular ha condenado «sin matices» las cartas amenazantes que contenían munición de combate y ha aprovechado para lanzar un ataque a Vox: «No condenar este tipo de agresiones es muy grave«.

Esta actitud contundente de Pablo Casado contrasta con la ambigüedad de Isabel Díaz Ayuso quien ha utilizado un mensaje muy similar al de Rocío Monasterio: «Sin ninguna duda condeno cualquier amenaza, como he hecho siempre», ha dicho en un mensaje publicado en Twitter. La candidata ultra en las elecciones madrileñas ha condenado «todo tipo de violencia», lo que ha provocado que los partidos de la izquierda se hayan retirado del debate por su falta de concreción respecto a la condena a las amenazas de muerte.

Pablo Casado ha realizado estas declaraciones al finalizar una visita a las librerías de la Cuesta de Moyano de Madrid y ha pedido diferenciar la acción política de los ataques personales. «Yo tengo grandes diferencias con Iglesias en estos años, pero en los temas personales nos hemos podido comprender y compartir momentos complicados«.

Por otro lado, el líder nacional del PP ha pedido que la Fiscalía investigue la procedencia de las cartas enviadas a Iglesias, Gámez y Marlaska y ha reclamado que se actúe con severidad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre