El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado que el PNV no representa el centro-derecha porque “sostiene al Gobierno más radical”, el de Pedro Sánchez, “con ministros comunistas”, y le ha reprochado también sus “ineficiencias” en la gestión de Euskadi y casos de corrupción. Además, ha afirmado que “no habrá recuperación” si el Ejecutivo destina los recursos de Europa “a pagar prebendas a socios nacionalistas y batasunos”.

Casado ha participado este domingo en un acto conjunto con la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en la Casa de Juntas de Gernika (Bizkaia), que simboliza los fueros, para apoyar la candidatura de PP+CS, representada como máximo exponente por Carlos Iturgaiz. “Somos foralistas por ser constitucionalistas y no a pesar de ello, porque los fueros están recogidos en la Constitución Española”, ha asegurado.

El máximo representante del Partido Popular ha señalado que las raíces “históricas” del Árbol de Gernika “no pueden ser manipuladas, y mucho menos taladas para arrojar como maderos contra los demás”, porque, según ha dicho, el pueblo vasco también forman parte de una España centenaria.

Por ello, ha explicado que PP y Ciudadanos representan “una forma de ver una España plural, diversa, pero unida, y el árbol ejemplifica la unión de Reinos” que conformó España, y que durante 50 años, “por desgracia, fue regado por el sacrificio de muchos de los nuestros”.

En este sentido, se ha referido a “los mártires de la libertad” que fallecieron a manos de ETA y otros que fueron “expulsados” de Euskadi, “y deberían tener derecho a voto en estas autonómicas”.

“Nosotros tenemos un plan de futuro para el País Vasco, en el que quede claro que el nacionalismo no puede ser la voz única de esta sociedad. Hay algunos que han querido decir que, para ser un buen vasco, hay que ser nacionalista, incluso que pueden decir que solo ellos defienden los derechos históricos del País Vasco”, ha remarcado.

Asimismo, ha señalado que el Concierto Económico “no es una creación del nacionalismo”, sino que lo propuso Antonio Cánovas del Castillo, presidente del partido conservador y expresidente del Gobierno de España. «Lo defendemos para que sea útil, para que se puedan bajar los impuestos, salvaguardar la industria, permitir que haya más inversiones, más prosperidad y mejores servicios sociales”, ha añadido.

También ha reprochado que existan “ineficiencias en la gestión pública o casos de corrupción, como está habiendo” (en alusión al PNV) y que “se intentan tapar en la bandera, en la ikurriña”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre