La obsesión de Pablo Casado con los fondos europeos empieza a ser enfermiza. Primero intentó boicotearlos en Bruselas. Fracasó. Más tarde trató de bloquearlos en el Congreso de los Diputados. También fracasó. Y ahora, en un último intento desesperado por tumbarlos, los ha recurrido ante el Tribunal Constitucional. ¿Pero qué le pasa a este hombre? ¿Por qué tanta cerrazón e inquina contra una partida presupuestaria de la UE que es buena para España y un gran balón de oxígeno en su intento de reconstrucción una vez superada la pandemia?

Hay que frotarse los ojos pero así es: el Partido Popular, ese gran partido de los patriotas, ha interpuesto un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por la convalidación del decreto de los fondos europeos, que según Casado se ha tramitado en el Parlamento «sin el informe perceptivo del Consejo de Estado«. Le importará mucho a los españoles ese papelajo al que Casado se agarra como un clavo ardiendo. Lo único que le interesa al pueblo es que el dinero llegue ya, cuanto antes, porque millones de familias se encuentran en una situación desesperada. Hasta Vox dio luz verde al proyecto al abstenerse en la votación, lo que provocó aquella polémica declaración de Pedro Sánchez que atribuía más sentido de Estado a la ultraderecha que al propio Casado.

El recurso ante el Constitucional se produce, según ha explicado la formación a través de un comunicado, después de la «negativa» del Gobierno a remitir dicho informe y el rechazo de la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, a abordar esta cuestión en el Congreso y a solicitar una copia del mismo.

En su recurso, el PP recuerda que esta «ocultación» imposibilitó que el Congreso de los Diputados pudiera expresar su voluntad conociendo «todos y cada uno» de los elementos a tener en consideración.

Por ello, al reservarse el dictamen únicamente para conocimiento del Ejecutivo, se cometió, en opinión de la formación que dirige Pablo Casado, «una actuación harto impeditiva del ejercicio pleno de la función legislativa».

El PP recuerda también que su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, solicitó a la presidenta del Congreso, a través de una batería de iniciativas, una reunión urgente y extraordinaria de la Mesa en la que se acordara dirigirse al Gobierno para que remitiera dicho dictamen a la Cámara.

También solicitó que los servicios jurídicos emitieran un informe sobre la validez de dicho decreto y si pudiera ser objeto de nulidad, así como reiterar al presidente del Gobierno sus obligaciones constitucionales, entre ellas remitir al Parlamento los expedientes de elaboración de las normas completos.

«Si el Tribunal Constitucional reconoce la petición de amparo solicitada por el PP se daría marcha atrás en la tramitación. Las consecuencias de la vulneración se fijarán en la sentencia y lo normal es retrotraerse al momento en que se ha vulnerado el derecho», ha advertido la formación. Casado va a insistir hasta el final en su extraña obcecación. Ya ha puesto botellas de champán a enfriar por si suena la flauta y el Constitucional paraliza las ayudas y subvenciones europeas. Está claro que el jefe de la oposición quiere que a España le vaya mal. Cuanto peor mejor, ya lo dijo Rajoy.


Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Estos son los patriotas tipo trump. Seguro que habrían asaltado el Capitolio también. Estos también se decían «patriotas». serian capaces de incendiar España si pudieran acusar a los «rojos».

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre