¡La patria está amenazada! Este es el grito de guerra que tanto los ultras como el Partido Popular de Pablo Casado (quien cada vez se parece más a Santiago Abascal) lanzan para intentar captar el apoyo patriótico que con sus programas no pueden lograr jamás.

Por esa razón, el líder del PP intentó volver a sacar a la actualidad el conflicto catalán como la verdadera amenaza contra España. Los independentistas como foco del concepto de «enemigo de la patria». Casado ha visto cómo su oposición desleal durante la crisis del Covid19, que tenía como único fin derribar al Gobierno, no ha tenido los efectos deseados y el duro golpe recibido en las elecciones de Euskadi ha confirmado que la línea que está siguiendo desde que accediera hace dos años a la presidencia de su partido no es la que quieren sus votantes. La ciudadanía, en general, espera del PP que sea el partido que defienda los valores de la derecha democrática y su viaje hacia la ultraderecha no gusta.

Por esa razón, Casado ha tenido que volver a tirar del conflicto catalán y ha exigido al Gobierno que defienda a la nación de quienes la amenazan. ¿Quién es el verdadero enemigo ahora? ¿El independentismo catalán o el primer ministro neerlandés? Casado dijo estas palabras mientras el presidente del Gobierno estaba en una negociación durísima luchando contra la intransigencia y el «nazismo económico» de Mark Rutte, un hombre que se declara socialdemócrata pero que en España estaría militando en Vox, un elemento más de esa socialdemocracia rancia que basa su actividad política en vender medidas sociales para, una vez alcanzado el poder, aplicar políticas claramente neoliberales. Rutte, como otros muchos, es el heredero perfecto de esa Internacional Socialista que vendió su ideología por las prebendas del poder. Nuestra compañera Beatriz Talegón puede dar fe de ello.

Casado, en ningún momento, ha criticado al primer ministro neerlandés sino que ha intentado sacar rédito del conflicto político catalán. El líder del PP confunde a quien ahora mismo es la mayor amenaza para España, para la patria. Tal vez, al líder del PP le interese que se impongan las propuestas austericidas de Mark Rutte. Ya se pudo ver cómo en el Parlamento Europeo el Partido Popular español votó en contra de la mutualización de la deuda o se posicionó al lado de las posturas que más perjudicaban a España. Amor a la patria y pulsera con la bandera.  

2 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre