El Partido Popular, cuando está en la oposición, se ha caracterizado desde que estaba liderado por José María Aznar por utilizar cualquier cosa para desgastar al gobierno. Incluso, con lo que jamás debe ser utilizado como herramienta de oposición. Lo hicieron con las víctimas del terrorismo (sólo las que les podían garantizar votos porque otras se encontraron con la mofa y el desprecio) de ex ministros y diputados.

Como no podía ser de otro modo, el PP continúa con esa táctica. España está viviendo una crisis de consecuencias desconocidas y, aún así, Pablo Casado, en vez de dar un apoyo incondicional al Gobierno, lo ha dado con muchos «peros». Todo el discurso del líder de la oposición ha estado plagado de frases de apoyo al Ejecutivo acompañado por un «pero».

«Usted es el presidente de una nación atacada por un enemigo invisible e implacable. Le respaldaremos en las medidas para proteger la salud y atenuar las repercusiones económicas y sociales, incluso aquellas mejorables o que lleguen tarde», ha dicho Casado.

Respecto a las medidas económicas del Gobierno aprobadas en el día de ayer, Casado ha referido que le parecen correctas, pero «echamos en falta más medidas de protección para los autónomos. Suprima las cuotas a los autónomos que no vayan a ingresar por el COVID-19», ha afirmado el líder del PP.

En referencia a las medidas del estado de alarma, Casado no podía pasar la oportunidad de atacar a los nacionalistas, al hacer una referencia al despliegue del Ejército en toda la nación, aunque haya protestas por parte de los partidos nacionalistas. De igual modo, Casado no ha dejado pasar la oportunidad de criticar las medidas desde un punto de vista ideológico: «Esta crisis exigirá dejar a un lado el sectarismo político que tanto daño nos ha hecho»

En una crisis como la que está viviendo España el apoyo no puede venir condicionado, como ha hecho Casado en el día de hoy. Es cierto que ha rebajado el tono respecto a lo realizado en los últimos días. Sin embargo, ha continuado con sus críticas y echando en cara a Sánchez que no haya hecho autocrítica por los errores cometidos, algo que sí ha hecho el presidente en su intervención.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre