Suena a amenaza Pablo Casado, en su intención tras las Ejecutiva Nacional del PP, cuando hace referencia al vicepresidente segundo del Gobierno. Primero dice que Unidas Podemos, tras las elecciones gallegas y vascas, es un partido “extraparlamentario” para continuar con que “no vamos a tolerar los ataques de Iglesias al Rey”.

El líder del PP mantiene su discurso más cercano a la ultraderecha convencido de que puede robar más votos a VOX mientras confía en la extinción de Ciudadanos.

Desde la declaración del estado de alarma, según Casado, “somos testigos desde que punto se ha erosionado la independencia de los poderes del Estado, según Casado”. Insiste también en que la pandemia afecta más a los países que peor la han gestionado.

Zanjar sin éxito

Pablo Casado ha querido zanjar hoy, sin éxito, las divisiones en el PP sobre la línea dura y moderada para ejercer la oposición. El éxito electoral en Galicia y el descalabro en el País Vasco resucitó esta disyuntiva que acompaña al líder del partido desde que se hizo con el control del partido hace dos años.

 Para la dirección popular es una polémica falsa porque tanto la estrategia de Alberto Núñez Feijóo como la de Carlos Iturgaiz forman parte de un todo, pero la misma noche del domingo rebrotaron las voces que, a la vista de los resultados, reclamaron centralidad y moderación” al líder del partido.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre