casado

Sorprende a propios y extraños que el presidente del PP, Pablo Casado, haya optado por poner al frente de las candidaturas para las elecciones de mayo de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Madrid a candidatos de perfil bajo.

Así, Casado ha designado este viernes como candidata a la Comunidad de Madrid a la portavoz del PP, Isabel Díaz Ayuso y a José Luis Martínez-Almeida para el Ayuntamiento de Madrid.

Díaz Ayuso es actualmente secretaria de Comunicación del PP y portavoz del partido en la capital española. Desde que llegara a Génova por la puerta grande con Casado, ha estado poco acertada en declaraciones e intervenciones públicas.

La candidata a la comunidad de Madrid, un puesto clave para el futuro del partido en España y su intento de regreso al Gobierno de la nación, ha sido viceconsejera de Presidencia Justicia de la Comunidad de Madrid, portavoz adjunta del parlamento autonómico y diputada en las últimas dos legislaturas en la asamblea madrileña.

 

El candidato al Ayuntamiento

Mejor perfil, es el del candidato al Ayuntamiento de Madrid. Martínez-Almeida tuvo que liderar la oposición en el Consistorio tras la dimisión y caída libre en política de Esperanza Aguirre.

Este político de 43 años, nació en Madrid hace 43 años, forma parte del cuerpo de abogados del Estado, y fue secretario general del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Actualmente es el portavoz del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Madrid y en el Congreso Nacional del partido del pasado julio fue nombrado secretario de Participación del PP.

Ambos sin embargo, son perfiles bajos para el difícil reto que tienen por delante.

Compartir
Artículo anteriorEl día en que el PP vendió su alma
Artículo siguienteDesconocimiento
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Eso es lo que se puede decir solo desde el desconocimiento de un político, de todas formas los chaqueta cortas no se que se fuman por la mañana. De todas formas no saben como parar los presupuestos sociales del Pesoe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − nueve =