Ante la situación creada a partir del confinamiento decretado por la expansión del COVID-19 expresamos, como docentes y como padres, que la situación a la que nos somete la Administración (Delegación, Consejería de Educación de Andalucía) a través de los centros educativos es estresante y asfixiante.

Parece que se nos olvida que vivimos CONFINADOS, TODOS, también los profesores. Se ignora que no todo el profesorado posee los medios suficientes para teletrabajar, medios mecánicos que, en ningún caso, han sido ofrecidos desde la Consejería de Educación. En muchos casos, como en otros tantos hogares, sólo disponemos de un ordenador en casa para cuatro personas (nadie ha venido a pagarnos los gastos de tinta por la ingente cantidad de tareas que reciben nuestros hijos, ni a darnos medios informáticos para los docentes para poder afrontar el teletrabajo) y no podemos levantarnos simplemente a trabajar, como si la rutina antes de la eclosión del COVID-19 se pudiera mantener. Hay que poner el desayuno a nuestros hijos, recoger, limpiar, hacer la comida (muchos de nuestros hijos comían diariamente en comedor, ahora se ha de hacer esta función, que requiere de tiempo), intentar crear una rutina, acompañar y estar presentes con los hijos, especialmente los más pequeños, que no comprenden bien esta incertidumbre y que son más dependientes de los adultos. También hemos de atender a la otra parte más vulnerable de la familia, los ancianos, a los que hay que hacerle los recados, llamarlos y escucharlos, pues son quienes más se resienten de su soledad.

Además, si se ha de salir a comprar (para nosotros o nuestros mayores) se pierde mucho más tiempo del habitual, hay que ayudar a las niños con su tarea escolar, estar pendiente de los correos, de Séneca, de Pasen, crear tarea para los alumnos, resolver sus dudas, hablar con los padres, corregir y, para colmo, rellenar continuamente papeles que justifiquen nuestro trabajo, para el que, paradójicamente (o no tanto, pues en la docencia actual esto es ya lo que importa: decir lo que se hace, en vez de hacer realmente), empleamos más tiempo que en nuestro trabajo en sí de docente. Pongamos un ejemplo muy sencillo: si un albañil, que ha de trabajar ocho horas diarias, tiene que hacer un informe justificando y explicando qué ha hecho durante la semana, o termina trabajando más horas de las acordadas, o trabaja menos horas construyendo, que es su función principal, para perderlas justificando su labor.

¿Para qué tanta fiscalización de aquello que realmente hacemos con nuestra mejor voluntad? Obviamente, porque la desconfianza hacia el profesorado es perpetua. ¿Por qué tenemos que trabajar a todas horas, fuera de nuestro teórico horario, ahora que incluso disponemos de menos tiempo de calidad para hacerlo? ¿Acaso los docentes no somos también padres y nuestros hijos no son alumnos? No hay tiempo, ni medios, ni preparación (no porque seamos dinosaurios o no queramos formarnos, como tanto gusta difamar a ciertos políticos o medios de comunicación, sino porque así la culpa nunca recae sobre las distintas administraciones); y, sencillamente, no los hay porque nuestro trabajo es PRESENCIAL. La Educación Infantil, Primaria (incluyendo a alumnos NEAE, de Aulas Específicas y Centros Específicos), Secundaria y postobligatoria (Ciclos Formativos y Bachillerato) está ideada para ser presencial. Entre otras cosas, porque nuestro alumnado es menor de edad; no tiene madurez, estrategias o capacidad suficientes para la docencia no presencial. Y no pueden quedarse en casa solos mientras los padres trabajan.  Sin embargo, parece no importar qué ocurre con los hijos de los docentes, abandonados a lo que puedan idear solos, sin nuestra supervisión, mientras sus padres profesores educan a los hijos de otros.

La comunidad educativa debe plantearse seriamente que este no es el camino. No pasa nada si dejamos que todo se normalice, sin más. Para las familias suponemos una carga añadida. Sí, una carga, no una ayuda. Los profesores comenzamos a ser odiados entre los padres (el objetivo  siempre fue que nosotros estuviésemos en el centro de la diana). Les sometemos a más estrés del que ya poseen. Los padres y los alumnos ya viven con demasiada angustia esta situación (falta de recursos económicos, enfermedad, aislamiento, incertidumbre, inseguridad, etc.) para que nosotros la acrecentemos con exigencias académicas para los que NINGUNO estábamos preparados: ni los profesores ni los alumnos, que están acostumbrados a la enseñanza presencial y no tienen madurez o recursos para aprender aún de esta manera (de hecho, la teleformación solo era aplicable a adultos hasta ahora).

No podemos tampoco hacer sentir a los padres culpables por no poder ayudar a sus hijos o no disponer tiempo o de medios (falta de ordenadores, de Internet, de recursos intelectuales…) ni someter a los adolescentes o niños a más presión de la que ya sufren por llevar un mes confinados, aislados de sus iguales, de su entorno y privados de la libertad de movimientos que requieren a esa edad. El desgaste emocional que sufren ya es más que suficiente. 

Y lo que les queda. Nos queda. Porque no se nos está hablando claro desde Consejería de Educación, de la que apenas hay directrices claras. Si no se va a volver a asistir a clase durante este curso académico (en las Universidades sí se está dando ya esa información), padres, alumnos y docentes tenemos derecho a conocer ya esa decisión. No sabemos qué circunstancia hay en cada casa como para añadir una presión académica que, además, no va a poder ser tenida en cuenta negativamente, pues ello no sería justo.  Ni siquiera tenemos la certeza (oficial y moral) de si debemos proseguir con el temario o solo reforzar lo ya dado.

Las necesidades de todos deben ser ahora otras. No podemos seguir trabajando desde casa -profesores y alumnos- como si todo fuese igual, pero desde casa, porque evidentemente no lo es. Porque nada en esta situación se puede considerar como normal. Y cuanto antes lo asumamos, mejor para el bienestar emocional de todos.

Por último, no debemos obviar que el objetivo primordial de la escuela pública es amortiguar la desigualdad social, no aumentarla. La situación actual no solo no lo hace, sino que la amplifica. Como mínimo, un 15% del alumnado no responde ni interactúa con este modo telemático de la escuela actual. En cambio, aquellos alumnos que dispongan de más y mejores medios informáticos, o de padres con mayor cualificación académica e intelectual, se verán beneficiados. Como siempre. Por tanto, la excusa de que esto se hace para que los más vulnerables no se queden atrás es una falacia. Al contrario, esta situación solo hará que, a la vuelta en septiembre (o cuando esta se produzca), la diferencia entre los alumnos afortunadamente más favorecidos y los más vulnerables se haya acrecentado.

Por tanto, creemos, como docentes y como padres, que se debe dar una resolución definitiva a esta situación que solo nos somete a un estrés innecesario en un contexto de máxima incertidumbre; que debemos conocer ya cuáles van a ser las decisiones que van a tomar las distintas administraciones y, a ser posible, escuchar la voz real de docentes y padres, no aquellas que aparecen en prensa o manifiestan los políticos hablando, supuestamente, en nuestro nombre: en el nombre del eslabón básico de la Educación, el profesorado, que una vez más es ninguneado e ignorado por Inspecciones, Delegaciones, Consejerías y Ministerio de Educación.

P.S.: Después de la comparecencia de la Ministra de Educación, queda claro que se va a promover la promoción de casi todo el alumnado, pero no en qué condiciones. No sabemos qué ocurrirá con la convocatoria extraordinaria de septiembre ni, por supuesto, si va a relajar la carga burocrática sobre el profesorado, al que la propia ministra apenas ha mencionado en una sola ocasión. Otra demostración fehaciente de que somos ninguneados por un sistema para el que somos invisibles, a pesar de que lo mantenemos en pie nosotros, desde casa o desde las aulas. Desde siempre.

Atentamente,

Apúntate a nuestra newsletter

61 Comentarios

  1. Creo que no se te ha ocurrido pensar que somos muchos padres teletrabajando (sin excusas), cuidando a nuestros hijos y ayudándoles con la tareas. Habrá excepciones, pero muchos profesores comparten las actividades al comienzo del día… algunos ni eso… y no dan, ni esperan ningún tipo de feedback, eso si, cobrando el sueldo integro. Menos quejas y justificaciones…

  2. Menos llorar y más trabajar!!!

    Que dentro de lo que cabe, sois unos putos privilegiados… No sólo no hacéis ni la mitad del trabajo que haríais en el aula, sino q además os siguen pagando el salario íntegro (garantizado por ley, como no) cuando mucha gente está en la puta mierda ya… En verdad, es como si estuviéramos de vacaciones, q de eso entendéis un rato… Y luego llega junio y a empalmar otra vez…

    A mí no me das ninguna pena tu qué eres un privilegiado…me dan pena los curreles y autónomos que están en la puta mierda de verdad y no se les ayuda ni se les descuenta un céntimo de la cuota, para que el estado pueda seguir chupando y gastando dinero que no tiene para que al final, te sigan pagando el sueldo íntegro, vacaciones y extras a ti por estar en tu casa currando a medio gas…

    Un poquito de empatía y de vergüenza anda!!!!

    Parásitos! Q sois unos parásitos!!!

    • María, ¿acaso estás tú en mi casa para afirmar que trabajo la mitad? porque igual trabajo el doble, ideando la mejor manera de que mis alumnos entiendan el temario sin mi explicación, grabando videos, creando actividades, buscando material para que les sea más fácil…. Qué fácil es criticar sin más debido a la ENVIDIA que nos tenéis por las putas vacaciones. Haber estudiado para profesora, coño!!! que ya está bien!! Qu aquí todo el mundo opina, pero los que estamos cada día ahí con los alumnos somos nosotros y la mayoría de la gente que opina no tiene ni idea de cómo es nuestro trabajo (incluidos ministros y demás altos cargos).
      ¿Acaso le digo yo a un arquitecto cómo tiene que hacer los planos de mi casa?

      Envidiosa!! Que lo que te puede es la puta envidia!!!

    • No sé como ser sutil y responderle, pero lo intentaré.
      Lo primero, observo que su educación es bastante pobre (lo siento); y no me refiero a la académica, que lo mismo ha estudiado en Harvard, me refiero a la que le debían haber dados sus padres (por cierto, plural que admite ambos géneros, así que se utilizará en los siguientes).
      Lo segundo, eso de que los profesores no están trabajando es una afirmación que es falsa; y en los casos en los que sea verdad, que los habrá, será igual que cuando es presencial, e igual que en el resto de trabajos. Que perros hay en todos los sectores.
      Lo tercero y último, como le gusta tanto el sueldo, las vacaciones y los extras, si usted los considera mejor que los suyos, haga la oposición y sea una “profesora vaga”, que es lo que desea, claro, que si no ha estudiado en Harvard o en cualquier otra universidad, no tiene la formación o no consigue sacar la oposición, quizás tenga que seguir “envidiando” y “criticando” desde el desconocimiento que le da su ignorancia.
      Un saludo.

    • ¡Menos llorar y más opositar para ser ese privilegiado!
      Lo tienes muy fácil: sácate unas oposiciones. Te voy a responder en tus mismos términos. Como veo que te llena de felicidad generalizar vomitando todo tu odio contra un colectivo yo también voy a generalizar. Tú y los que son como tú ya os tenemos calados, sois el tipo de gente que se les ocurre hacer este tipo cosas https://as.com/diarioas/2020/04/15/actualidad/1586934932_941771.html o estas https://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/videos/detalle/7171370/video-aumentan-notas-pedir-abandonen-edificio-no-contagiar/ sois gente barriobajera, mezquina y miserable que piden miramiento para lo suyo o para los que les conviene pero se lo niegan a los demás. Seguro que los profes no hacen ni el huevo por eso salió esta noticia https://www.elplural.com/sociedad/padres-madres-quejan-hijos-trabajando-clase-jornadas-largas-solitario_235999102. En tiempo de las vacas gordas del ladrillo, entre los currelas nadie quiso ser un privilegiado profesor y os importaban un carajo eran los pobres de la época, todos se apuntaron a ser privilegiados del ladrillo ganando facilmente 3000 € al mes pero cuando llegan las vacas flacas entonces sí se acuerdan de los privilegiados profesores para llamarlos parásitos o para retirarles pagas y congelarles el sueldo.
      Contenta deberías de estar que tus hijos tengan a esos parásitos que puedan sacar de ellos algo más que lo que sacaron de ti que fue nada.
      Aplica esa empatía que pides en los demás.

    • Yo soy docente y no estoy de acuerdo con el texto porque me considero privilegiada por tener trabajo y estoy en una situación similar a la del resto de españoles, pero afirmar que somos unos parásitos me parece demasiado. En tu caso María, igual trabajas a medio gas y se cree el ladrón… Pero yo te aseguro que echo más horas que en un aula y lo digo sin resquemor porque creo que es lo que toca, arrimar el hombro para que la sociedad salga adelante y para ayudar a los demás, padres y alumnos, a que lleven esta situación lo mejor posible y aprendan los contenidos a distancia que les permitan promocionar. De todas formas, la oposición está hay para todos los españoles, podéis acceder a ella cuando queráis aunque es más una cuestión de vocación que de vacaciones. Por otra parte, lo de las vacaciones, que suele ser lo que más os duele, está compensado en el sueldo, cobramos menos que otros funcionarios que han accedido a un cuerpo de características similares. Sin más, espero que estéis todos bien y que salgamos de esta situación lo antes posible para seguir sumando.

      • No has leído que lo que no pueden es estar fiscalizando nuestro trabajo y poniéndolo en duda. que hay centros q no paran de pedir informes de que haces en lugar de dejar trabajar.

    • Te iba a contestar punto por punto, imbécil ignorante resentida envidiosa e inconsciente, pero ya lo han hecho bastante bien en las respuestas anteriores.

      HAVER HESTUDIAO.

    • Personas como usted son los que hacen que no se respete a los profesores….si le parece un trabajo tan fácil, dedíquese a estudiar 5 años de carrera y sacarse unas oposiciones….

    • ¿Pides empatía? Ni por un instante te has puesto en el lugar de este profesor. ¿No trabajamos ni la mitad que antes? Imagino que lo afirmas porque nos has visto en nuestras casas (y nos veías antes). Eres un completo ignorante de la realidad docente.

      • Pues he leído la carta y como madre que cría sola y que no se encuentra bien de salud decir que me parece una carta muy acertada. No es para nada como la clase presencial que además de conectar el maestro con los alumnos se crea una unión entre los compañeros. Mi hija es pequeña y esta situación no es normal y es una barbaridad la cantidad de deberes que mandan ,los profesores en sus mensajes nos dan facilidades y nos mandan ánimos. Muchos sabemos que no será por elección todo el contenido porque hay un temario y se debe seguir. Intentaremos hacerlo. No es fácil ni para maestros ni para padres no me quiero imaginar siendo ambos.

    • María, ya te han contestado bastante bien, así que no me voy a extender: Lo tuyo es pura y asquerosa envidia, haber estudiado en su momento en lugar de tocarte el papo, que si lo hubieras hecho, hasta sabrías escribir medio bien e incluso podrías haber aprobado una oposición. Pero como no lo has hecho, y tu vida es una mierda, ahora destilas veneno contra los que sí. Das más pena que otra cosa…

    • María, te carcome la envidia por no haber dado un palo al agua en tu época escolar, ¿verdad? (se nota bastante en tu lamentable escritura) , y por eso no soportas a los que sí lo dieron. Pues nada, a disfrutar, porque cualquier día te vas a morder la lengua y te vas a envenenar.

    • Menudo comentario mas horrible!!! En vez de criticar las vacaciones de los demás… pelee las suyas propias y si tanto quiere descansar preparese para profesor si tan buena vida llevan como dices…. nonestoy de acuerdo con tu comentario y encima no das la cara…. aunque mejor porque me da a mi queberes una impresentable.

    • Mientras exista gente que valora como usted a quienes educan a nuestros hijos, España no tendrá posibilidad de prosperar y los españoles cada vez tendremos menos motivos para estar orgullosos de nuestra patria.
      Por otra parte en su comentario se advierte una rabia que nada bueno le puede causar a usted y que no se dónde podrá tener sus raíces, pero que en ningún caso puede sustituir a la razón informada a la hora de defender ningún argumento.
      Tengo claro que esta crisis no saca de nosotros ni lo mejor ni lo peor sino símplemente lo que uno tiene en su interior.
      Cuídese María.

    • Siento decirte que estás muy confundida. Entra en un aula de infantil o de la ESO con niños y después, si consigues captar su atención y que aprendan algo, me cuentas. Tú, cómo muchos, estáis muy confundidos con la labor de un profesor y te aseguro, que la mayoría emplea ahora mucho más tiempo en preparar las clases, en enviar actividades y corregirlas, del que se emplea de forma presencial. Es cierto que los autónomos lo pasan mal pero los profesores y otros funcionarios cada vez que hay una crisis son los primeros en sufrir recortes en su salario, que nunca recuperan cuando el resto si lo hace. Además, desconoces que los profesores tienen dos meses de vacaciones porque uno se lo pagan ellos mismos al cobrar un sueldo inferior mensual al que le correspondería por su categoría profesional, y así poder disfrutar de ese mes extra en el que están a servicio de la administración.

    • Hola María. Qué poco educada es usted. Ya por aquí te han contestado,así que poco tengo que añadir. Soy profesora interina, con una niña pequeña y además estudiando para las próximas oposiciones. Estoy a diario desde bien temprano por la mañana hasta por la noche: preparando material, corrigiendo, contestado correos, realizando videconferencias para explicar las clases, llamadas de padres, etc.

      He sacrificado mucho en mi vida para ser profesora, de momento interina. De parásito nada.

      Anda y que tenga suerte en la vida, con esa actitud la va a necesitar.

  3. Las oposiciones a profesor son de libre acceso, estudia y vive del cuento como tú dices.

    Que conste que no soy docente soy Asesora Fiscal y antes de hablar infórmate un poco porque eso de ni un céntimo…

    Se ve por tu comentario que tu si que prácticas la empatia.

    Te recuerdo que esos parásitos educarán a tus hijos, desagradecida.

  4. Maria, desde luego tu si que deberías volver a las escuelas porque educación y respeto hacia los demás te falta bastante.
    Vergüenza me daría a mi dejar este tipo de comentarios sin tener ni idea de la situación de cada uno.
    Hágase a usted misma y a los demás un favor y eduquese un poquito, que la vida da muchas vueltas ;). Un saludo

  5. Maria tu que eres autónoma?? Peto de esas que declaran la mitad de lo que ganan?? Claro es que a esos autónomos ahora la ayuda claro es más chica, peto ayuda tienen!!
    Por otra parte…. Yo no soy profesora peto si la mujer de uno u para tu información te diré que trabajan el doble e incluso poniendo sus tlfs para contactar con sus alumnos y no te fijes en las vacaciones que tienen solo, fijate que además de las clases tienen claustros, reuniones de departamento, etc ( por las tardes, fuera del horario de clases Y NO SR LO PAGAN , y por supuesto corregir exámenes que también lo hacen en su casa sin cobrar nada para que luego lleguen niños con odio metido en el cuerpo por padres como tú a insultarlos!!!
    Las oposiciones a primaria y secundaria son de un par de narices ( seguramente tu no las podrías aprobar y te come la envidia)
    Antes de hablar infórmate!!
    Ahhh se me olvidaba……. Cuando hay que recortar, les recortan el sueldo a ellos mientras que a los autónomos se les da las ayudas!!!

  6. Señora cómo se atreve a insultarnos? Que sabrá usted de nuestro trabajo ?
    Es una pena y una desgracia para la sociedad que haya gente que piense como usted pero sobretodo que manifieste sus opiniones con esa maldad, rabia ,envidia ….. eso es lo que ustedes como padres transmiten a sus hijos ?
    Ese respeto que mis padres me transmitieron por mis maestros y profesores es posiblemente uno de los motivos por los que yo lleve casi 30 años , trabajando en lo que más me gusta, en mi gran vocación que es la docencia. Si señora soy una privilegiada, por supuesto pero no por mi sueldo ni mis vacaciones , si porque adoro mi profesión y como otros compañeros y compañeras me entrego al 100%.
    Le ánimo a que si le gustaría estar en nuestra situación, estudie y se prepare la oposición.
    Adelante !!!!!!

  7. Yo creo que estamos ante una situación excepcional que requiere del esfuerzo de todos. No tiene soluciones fáciles para nadie. Otros profesionales que tienen teletrabajo también tienen el mismo problema. Y otros, como es mi caso, que trabajo por proyectos en investigación, pues simplemente me he quedado sin trabajo y sin ingresos de ningún tipo. Y también trabajamos meses presentando proyectos sin sueldo hasta que conseguimos financiación para uno. Así que no creo que la cosa vaya de comparar situaciones, o profesiones, es tremendamente duro para la mayoría, por una u otra razón. Creo que es momento para la empatía y aportar lo mejor de nosotros mismos. Mi recomendación es que hagas lo mejor que puedas, tengo un hijo en secundaria y tiene maravillosos profesores y otros que no deberían estar ejerciendo, antes y ahora durante el confinamiento, y no es casualidad que sean los mismos. Es cuestión de elegir qué tipo de profesional o de persona queremos ser, no todo se mide en sueldos.

  8. En mi opinión, Todo el mundo lo está pasando muy mal. Los que trabajan porque lo hacen en unas condiciones infrahumanas y sin los recursos adecuados. Los que no lo hacen porque, posiblemente, tendrán grandes problemas económicos… Me gustaría distinguir entre teletrabajo presencial y no presencial. Yo soy maestro y teletrabajo atendiendo a mis alumnos y padres por todos los medios necesarios para llegar a todos. Los que tienen en privilegio y los medios adecuados reciben clases online por teleconferencia ; los que no, hablan conmigo por correo o diferentes aplicaciones en las que les he colgado vídeos explicativos y les respondo resolviendo dudas a cualquier hora que me escriban. El gran problema son mis hijos, 4 y 6 años… Cuando teletrabajo dando clase online, no puedo atenderlos, porque estoy atendiendo a los hijos de otros, mientras que ellos están abandonados sin atención alguna ya que mi mujer también es profesora y también da sus clases por teleconferencia. No es lo mismo teletrabajar sin estar de cara a tu “público” que hacerlo desde la intimidad de tu casa pudiendo descuidarte dos minutos para atender a tu familia.
    El problema es que a nosotros nos dirigen los mismos que no han tomado las medidas adecuadas contra el coronavirus, los que no han dotado a los sanitarios ni cuerpos de seguridad de las medidas de protección adecuadas, los que no han sabido gestionar la crisis en ningún sentido, salvo en Educación, que lo han hecho genial y la culpa, cómo no, la tienen los docentes…
    Espero que pase pronto y sirva para mejorar a las personas no para empeorarlas, María.
    Mucho ánimo a todos, todos lo estamos pasando mal por unos motivos o por otros… pero esto pasará y llegará el momento de ser más solidarios que nunca y sacar adelante el país… Por cierto, no dudes María que cuando no haya dinero, nosotros tampoco cobraremos… Pero los que nos metieron en esta crisis sin tomar medidas, sí lo harán…

  9. Mientras estamos discutiendo y dividiéndonos las clases bajas o medias de la escalera económica no dedicáis tiempo a analizar que desde arriba, desde muy arriba, nos están dividiendo mientras ellos al final van a brindar con champagne o cava me da igual, mientras están estudiando y previendo cómo esta crisis es para ellos otra veta que no están dispuestos a desaprovechar y se lo ponemos demasiado fácil, sin oposición para aumentar todavía más ya inmenso poder.
    ¿Cómo es posible que no lo veáis? ¿Cómo es posible que ayudemos a sus inmensos medios entre otros los de des_información con nuestras diferencias cuando el enemigo debiera ser común?

  10. ¿Por qué siendo los mismos los maestros a algunos de sus alumnos en condiciones de partida similares les va bien y a otros mal?
    El gran problema que acarrea nuestro desprestigio es que es a nosotros, los docentes, a quienes se nos encomienda la misión de comunicar a los padres que han fracasado en la educación de sus hijos, que lo han hecho mal y los han hecho unos desgraciados. Y eso es difícil de aceptar

  11. Es absurdo intentar dialogar con un docente porque tiene exactamente la misma respuesta para todo : “Pues sácate tú la oposición”.

    Debe ser que en las facultades de Magisterio tienen una asignatura dedicada a la respuesta comodín.

    La respuesta no es sólo demagoga y chulesca, sino que deja a todas luces el chollo que constituye ser docente.

    Ni una sola respuesta “No es tan bonito como lo pintan”, “Los niños también tienen lo suyo”, “Se echa más hora de las que crees”

    NO, toda respuesta a la más mínima crítica es: “Ahí tienes la oposición , sácatela ”

    Prepotencia en estado puro.

    Y como respuesta alternativa “tú lo que me tienes es puta envidia”.

    Creo que si a un grupo de docentes le pidiéramos que nos explicarán las causas del cambio climático llegarían a la conclusión “que el sol no se sacó la oposición y que le tiene envidia al planeta tierra”.

    Espero que los docentes tengan la consideración de no criticar a nada y a nadie. De lo contrario sería demostrar que son unos hipócritas.

    Digo yo que ningún docente dirá “pues sí que gana dinero Messi” porque valiéndose de su respuesta comodín le diré “las pruebas para el Barça están abiertas para todos, sólo tiene que pasarlas”.

    O que ningún docente se quejará de que “Amancio gana mucho” porque valiéndose de su respuesta comodín le diré “monte vd su empresa cualquier español puede hacerlo”.

    ¿ Por qué los docentes son intocables ? ¿ Por qué los contribuyentes que pagamos sus sueldos no tenemos la posibilidad de poner en duda el sistema educativo ?

    ¿ Por qué si lo hacemos aún con pruebas y razonamiento somos automáticamente unos envidiosos ?

    El día que los docentes conozcan los sueldos y condiciones que tenemos muchos trabajadores de la privada, quizá y sólo quizá, entiendan que algunos no les envidiemos.

    Pero a pesar de ello. ¿ Por qué se sienten tan élite ?
    Hablando en plata, ¿ por qué se creen tan guays ?

    ¿ Por qué se sienten envidiados ? Pues porque ellos, aunque luchen por ocultarlo, saben que sus condiciones son envidiables, no sólo desde la perspectiva del trabajador de la privada, sino desde la perspectiva del trabajador de la pública.

    Ahí esta el quid de la cuestión.

    Un funcionario, siempre es un ser mediocre que se esconde bajo el mantra “yo me saqué una oposición” para ocultar su mediocridad.

    Y como ganan el mismo dinero trabajando mucho que poco, optan por lo segundo.
    Y en la cúspide de la mediocridad está el trabajar lo menos posible y tener el máximo tiempo de vacaciones.

    Los docentes sacan pecho porque se consideran los más listos del percal en esta tierra de mediocres y vividores llamada España.

    En España el listo no es el médico que salva vidas ni el ingeniero que está optimizando un proceso.
    Ésos son tontos que pagan impuestos

    El listo es el que vive a costa de los demás sin hacer ni el huevo.

    Mi cuñada trabaja en Muface.
    El mes que más altas ( de largo ) se producen por personal docente es el mes de julio.
    Algo tiene julio, que cuando llega todos los docentes enfermos sanan misteriosamente.

    El mes que más bajas ( de largo ) se producen es el mes de septiembre.
    Algo tiene septiembre , que cuando llega todos los docentes sanos misteriosamente enferman

    El mes que más jubilaciones ( de largo ) se producen en el mes de septiembre.
    El docente termina curso con regalos de despedida en junio, pero eso sí se jubila en septiembre.

    Muface intentó llevar esto a Madrid varias veces a través de sus directores provinciales encontrando siempre la respuesta; “No te metas con los mimados de la Administración”.

    Pues estos mimados ahora han sentido en sus carnes por primera vez:
    -Lo que es tener emails y llamadas de consulta.
    -Lo que es tener que hacer videoconferencias.
    -Lo que es coordinar un grupo humano.
    -Lo que es echar horas en casa

    Y han aguantado un mes, un mes y ya están los pobres echando el bofe ¡¡

    Cualquier ya no jefe, sino mero administrativo, tiene esos mismos problemas todos los días.
    Todos los días hay llamadas, clientes, problemas, coordinación. Y no se quejan.

    Los docentes han experimentado unos días de salir de su zona de confort y poco menos que han implosionado. Increíble.

    Y ya la demagogía de meter a sus familias en el ajo. Demagogía pura y dura utilizando sus propios hijos.

    Según entiendo entonces. Los trabajadores de la privada no tienen hijos.
    Los trabajadores de la privada no cuidad de niños.
    Los de la privada no atienden tareas domésticas, ni salen con nadie, ni tienen hobbys.

    Llevamos años haciendo eso trabajando más horas y con menos vacaciones.

    Así que si durante un mes fuera de la zona de confort no son capaces de hacer lo que tantos españoles llevan años haciendo, quizá deberían plantearse su inutilidad.

    Al final, aprobado general, vacaciones para que los mimados de la administración dejen de quejarse.

    Y si tienes algún problema con ello, te jodes, porque aunque tengas 3 carreras más que ellos y ganas 5 veces más sueldo eres “un puto envidioso de mierda que no se sacó la oposición”.

    A lo mejor es que algunos nos gusta ver crecer una empresa, crear puestos de trabajo y ver los frutos del esfuerzo y no consideramos el culmen tener plaza en la enseñanza. Eso sí no me privaré del derecho de quejarme de unos profesionales y de un sistema que es sufragado gracias al dinero de mis impuestos.

      • Buenas, creo que todos estáis muy crispados, y que la solución no es blanco o negro, como en todo hay funcionarios buenos, malos, excelentes, mediocres, quizás el sector de los funcionarios se agrave un poco más por saber que tienen cierto blindaje en su puesto de trabajo. En fin pienso que no todos los funcionarios deben tener el mismo salario, si un salario mínimo garantizado y suficiente, pero el resto del salario debería de ser el que indicara que tipo de profesional es, malo, bueno, regular, excelente…, esto pasa en todas las empresas, y nadie se queja. Lo primero y más valor le daría sería al esfuerzo, y así con cada uno de los aspectos, pienso que si tenéis un compañero brillante, no envidies que tengan un poco de más reconocimiento que los demás, así también tendríais una motivación extra, además de la vocación y sentiros orgullosos de mejorar día a día por ser mejores profesionales y que si un profesor reincide en comportamientos muy malos pueda ser despedido con su indemnización como cualquier otro profesional. Sé que es un tema nada fácil y que al final habría alguna que otra injusticia, pero pienso que es algo necesario de estudiar. Por otro lado también pienso que un gran problema de la educación es que la sociedad a perdido el respeto a los profesores, que se pueden criticar, por supuesto, faltaría más, pero jamás delante de nuestros hijos, ni aunque se lleve razón, de todas maneras la perdida de respeto a los profesores viene como consecuencia de la sociedad en la que vivimos, en la que es más importante parecer, que ser. En fin…soy autónomo, no me quejo, llevo trabajando desde niño, mis padres son gente honrada, que todo lo que tienen viene del sudor de su frente como la mayoría de nuestros padres ( para los que tenemos padres nacidos en el 50, yo nací en el 75).La mayoría de los años no disfruto de vacaciones, cuando me apetece o puedo sí. Trabajo con un horario de 9,5 horas diarias, de lunes a viernes. Algunos sábados por la mañana también caen y más en verano que tenemos temporada al alta ( en esos días trabajo mínimo 12 horas, e incluso días de 16 horas), no me quejo, estoy orgulloso de tener y defender mi empresa, estoy de acuerdo de que muchos autónomos no declaran todo, pero también hay funcionarios que son los primeros que te dicen que no quieren iba de los servicios prestados. En fin esto no lo arregla nadie. El ser humano lo han partido así. Lo importante es sentirse agusto con lo que cada uno es y no podemos hacer cambiar a los demás.No quiero terminar sin decir que el título del eslabón más débil es un poco exagerado y dice mucho de vivir en realidades paralelas. Todos estamos jodidos ante lo que estamos viviendo, pero pienso que no es momento de exigir, sino de arrimar el hombro. Suerte a todos, y mucha empatía para todos!!!

    • Ni p. idea tienes. Todo eso que mencionas en plan “en la empresa lo hacemos y vosotros no” es justo al reves. Otro que ha ido al colegio a jugar al fútbol en el patio (como mucho).

    • Buenos días,

      Yo soy docente, y te digo que no todas las respuestas son sácate unas oposiciones.

      En mi familia hay personas que piensan que los maestros vivimos de maravilla. Pero para ello hay que tener entusiasmo, paciencia y una mente fuerte. Hasta el día que no me vieron ejercer oficialmente y todo lo que eso conllevaba no se daban cuenta.

      En momentos como este, llamo todos los días a mi alumnado, me da igual que sea mi número personal, pero son familias por desgracia que viven del turismo y ahora mismo al hablar escucho a alumnos y alumnas llorar junto a sus familias, y yo me derrumbo con ellos.

      Ser maestro no es holgazanear como estás dejando caer.
      No es hacer lo mínimo, total me pagan igual.
      En esta profesión, si de verdad la elegiste porque es lo que te apasiona, lo das todo e intentar buscar la forma de llegar a todos los alumnos/as ya que son muy diferentes y eso hay que respetarlo dentro de la educación.
      Durante el curso, me quedaba tardes, incluso venían alumnos/As a mi casa a que les ayudara si iban más atrasados.

      Las vacaciones de verano, no son vacaciones para todos, muchos seguimos preparando material para el próximo curso, mejorando las cosas que hemos visto que no han llamado la atención de los niños y niñas para conseguir que aprendan, no memoricen, aprendan.

      El aprobado general como dices, pues no todos los docentes estamos de acuerdo. No es la solución más sencilla, ya que cada día luchamos por aquellos niños y niñas que tienen diferente ritmo y capacidades intelectuales. Y ese aprobado solamente perjudicaría al niño o niña. Es más “papeleo” como dice el artículo para nosotros, si, pero si es por el bien de ellos lo hacemos.
      AL igual que también es cierto, que ahora mismo exigen rellenar documentos que no tiene relación alguna con si los alumnos/as están adquiriendo los contenidos y criterios que deben y mucho menos sirven para demostrar que son competenciales.

      Las bajas y altas.. pues sí, como en muchos otros trabajos, hay personas que no son docentes y viven de baja, se dan el alta y cogen vacaciones. Cuando se les acaban piden otra vez la baja por otro motivo. Eso ocurre en todas las profesiones.

      Maestros y maestras listas… habrá genios y otros que no. Yo siempre comienzo mis cursos recordandoles a mis alumnos/as que soy una persona, y que también me equivoco y que también aprendo muchas cosas de ellos. Los docentes no somos dioses. Somos personas como tú y cualquiera.

      Y ahora mismo, recae sobre nosotros/As una presión emocional a la que nunca se puede estar preparado. Los enfermeros/as sufren día a día al ver la gente enfermar, los de los supermercados viven con miedo a poder contagiar a sus familias al haber estado fuera, y los docentes, (no hablo de todos porque no somos todos iguales pero si la mayoría) nos preocupamos por el bienestar de nuestros alumnos/as, llegando a mandarles compras o poner nosotros los medios para ellos trabajar y eso incluye estar 24h conectados, al teléfono, plataformas digitales y todos los medios posibles para intentar llegar a todos.

      Y sé lo que es tener alguien a tu cargo. Mi madre apenas puede moverse.
      Sin embargo no me quejo, no es una queja lo nuestro. Es simplemente pedir que también se nos valore y no que se nos menosprecie como siempre se ha hecho. Ya que, a ti algún día te formó alguien y seguro crees que sabes muchísimas cosas. Pues eso, es gracias en parte a los maestros, y hoy en día, se nos une el trabajo de educar, ya que muchos niños y niñas viven desatendidos por las familias, lo mismo sin querer, sino por trabajo.

      Ser maestro no es trabajar poco, es sacar adelante a todos esos niños y niñas que van a ser nuestro futuro y para ello, necesitamos ante todo, el apoyo de las familias para conseguir trabajar a la par.

    • Perdona, Anónimo, pero aquí nadie está echando el bofe. El señor que escribe está agobiado por hacer “todo ese trabajo que tú haces cada día”, pero en casa, con niños y atendiendo a muchas cosas a la vez, no en una oficina donde te dedicas solo a eso. Yo, por suerte, no tengo que atender a nada más y no me quejo. Me dedico a hacer “todo ese trabajo que tú haces cada día” y mucho más para tener atendidos a mis alumnos y a sus madres y estoy encantada de hacerlo aunque preferiría estar con ellos de manera presencial, porque es lo que me gusta y a lo que quise dedicarme, no a hacer trabajo de oficina y a coordinar a gente desde mi casa. Lo que no voy a permitir y es por lo que contesté a esa María, es que me llamen vaga y parásito, porque no lo soy. Me estoy ganando mi sueldo y el día que no lo haga tendría que aceptar que me echasen, como lo hacen en la empresa privada.
      No se puede generalizar sin conocer.

  12. La tensión y agobio no es particular de los profesores, muchas personas están aprendido el teletrabajo deprisa y corriendo, y echan horas por un tubo y lo tiene que hacer, porque ellos y las empresas lo están pasando mal, y por desgracia lo que les preocupa no es del estrés familiar, eso es consustancial a la situación actual, se preocupan de que su empresa se va a la….. y si ya hablamos de situaciones de salud, peor aún. La enseñanza a distancia no es lo mismo que la enseñanza presencial, de acuerdo, pero algunos lo hacen fantásticamente, otros cubren expediente y otros como vacaciones pagadas y los medios son los mimo para todos, la diferencia esta en la actitud y quizás en la capacidad de algunos, esto ultimo lo entendería, pero cuando pase esto que cada uno se ponga las pilas y se formen. La situación nos desborda…. a TODOS. Sinceramente me parece un artículo muy desafortunadobueno, Mi trabajo actual es atender a empresarios/clientes cuya preocupación esta en poder mantener los puestos de trabajo y que realmente lo están pasando mal, que la hostelería este 100% cerrada y sin expectativa de remontar la situación (esto lo van a pagar durante años), ¿alguien sabe lo que eso significa esto para millones de personas? y al mismo tiempo ves la ineptitud de toda la política y la falta de profesionalidad en gran parte de la enseñanza (que de eso hay mucho y en otros sectores también) y de los que tienen asegurado los ingresos.

  13. Y encima os bajarán el sueldo, mientras mantienen todos sus puestos y recursos. Además, os harán quedar como malos, como siempre, insolidarios (incluidos a los sanitarios), etc.

  14. Definitivamente, ni muriéndnos cambiamos. Este virus no va a cambiar nada, lo tenía claro. Tras leeros a todos, aún más.

  15. Queridísima María, sobran más comentarios sobre el tema porque ya te han contestado sobradamente por cierto con mucha más educación que tú. Pero me gustaría que supieras que los docentes son los únicos trabajadores que sólo cobran 11 meses al año y que el famoso mes de julio que tú crees que están de vacaciones , en realidad no se cobra , simplemente el mes de julio se paga con el prorrateo de los otros. Si tienes alguna duda los sindicatos de educación te lo explicarán mejor.
    Cuando un docente tiene que trabajar en julio, por ejemplo, acudiendo a unas oposiciones le remuneran el trabajo y no hablo de dietas para desplazamientos, alojamiento y manutención me refiero a sueldo. Si el mes de julio estuviera pagado no tendrían porque hacerlo. Ahí te dejo este comentario, para que antes de arrojar tantos exabruptos te informes un poco y no quedes reflejada como has quedado queridísima María.

  16. Para una vez que os hacen salir de vuestra zona de confort y os quejáis!! El resto de personas también tenemos familia ¿pero que os creéis?
    Los profesores públicos dais puta vergüenza!! Y todo a costa de los impuestos que pagamos lo que SI trabajamos sin quejarnos tanto.

    ¿Cual es vuestro mérito? Sacarme una oposición y arrancarme los huevos el resto de mi vida, total voy a cobrar igual no? Que triste no tener expectativas laborales más allá de la ley del minimo esfuerzo

    Sinvergüenzas!

  17. En mi opinión es lo q corresponde TELETRABAJAR, cómo está una gran parte del país, y en la misma situación que detallas,con hijos, confinados, con ancianos, haciendo compra…..y sin tanta queja y si no queréis TELETRABAJAR pues un ERTE y cobráis el 70% del sueldo como está la otra gran mayoría del país y cuando vuelvan las clases presenciales pues recuperados el 100%como todo hijo de vecino. ES LO JUSTO. Y que conste que valoro y mucho el trabajo q hacéis pero en esta situación es lo q toca o teletrabajo o erte.

  18. Soy profesora en Galicia. Solo quiero decir que hay muchos comentarios que demuestran que seguimos practicando el deporte de opinar de lo que no sabemos. Las oposiciones están abiertas a todo aquel que quiera prepararlas. Cuando experimentemos lo que es ser profesor, entonces podremos opinar. Y no niego que, como en cualquier colectivo, entre los profesores hay de todo. Lo que veo en mis compañeros es, en general, seriedad y responsabilidad en el trabajo. No olvidamos que trabajamos con ” material sensible ” que son nuestros alumnos. Me encanta mi trabajo al que echo muchas más horas que las que me pagan. Y para resumir, creo firmemente en ese refrán sabio que dice ” A palabras necias, oídos sordos”. Saludos .

  19. Buenas tardes.
    Está bien que se den todas las opiniones, pero cuando se falta al respeto o insulta se acaban los argumentos.
    A María la han contestado algunas personas pero a Anónimo no. Pues te contesto yo. ¿Que tienes un familiar en Muface? Bien, que te aclare cuáles son los funcionarios que se dan de baja en septiembre por jubilación ya que en educación te jubilas al cumplir tus años de servicio y eso puede ser enero, marzo, diciembre,….
    ¿Los maestros los mimados de la administración? ¿En qué sentido? Julio no se cobra (es un prorrateo) y se está al servicio de la administración. El resto de vacaciones sería mejor que los chicos estén en el colegio (su salud, bienestar, rendimiento,… no importa lo que importa es que estén en “algún sitio encerrados”. El salario aumenta con los trienios y sexenios pero el salario base no llega a los 1000 euros. De mimados nada, son los pisoteados de la administración. No sé si ella será una buena trabajadora (al igual que millones de maestros) pero pásate un día para hacer alguna gestión. Si te toca el bueno genial (suele haber uno o dos que trabajan, el resto ni están ni se les espera; o se han ido a desayunar durante dos horas) si te toca cualquier otro cuando te atienden no tienen ni idea y terminas hablando con otros dos más, no te resuelven las dudas y te tienen entre 3 y 4 horas (entre esperar, que te lo gestione, que llame a otro, que te lo gestione,…). Algunos van a comprar y vuelven ¿es de esas o es de las buenas? Porque por lo que comentas no sé cómo trabajará pero podría mirar a su alrededor o a sí misma antes de hablar, porque tela con Muface….
    Los maestros repiten el mantra “sácate las oposiciones” no creo que lo repitan por que sí, simplemente se te da la opción. Si un maestro (o cualquier persona) crítica el sueldo de Messi hace bien (o mal según se mire) pero de ahí a insultarle llamándole parásito y otras lindeces va un mundo.
    Y lo de la envidia no te lo discuto, creo que cualquiera envidia a gente feliz en su trabajo si no está contento con el suyo. Un maestro está dispuesto a hacer de todo para que los alumnos mejoren; trabaja con personitas estupendas que sí, millones de veces te dan alegrías y mucho cariño aunque otras pena, pena por ver que no quieren, pena por ver que no pueden, pena por ver que están saturados y hay que seguir, pena por ver cómo repiten lo que dicen sus padres o familiares (sí, los niños más pequeños, sobretodo primaria, te cuentan cosas de casa, cuando discuten los padres y ellos sufren, cuando hacen algo divertido, cuando los padres insultan a los profesores en su presencia también lo cuentan, cuando se levantan y ponen una serie y tienen sueño por la mañana, cuando no han cenado o desayunado y así día tras día y el profesor le da desayuno en el cole… Todo, algunos cuentan menos que otros, pero son niños, se enteran de todo y lo dicen todo).
    Si a Anónimo lo que le gusta es que los docentes hablen mal de sus alumnos es que no tiene ni idea de lo que es el amor a un trabajo que, como todos, tiene sus cosas buenas y malas, pero las malas se olvidan con la sonrisa de sus alumnos. (Que error buscar siempre lo malo de lo que se hace en lugar de buscar lo positivo).
    Ahora bien, Anónimo, María ¿alguna duda más o seguimos insultando e intentando desvalorizar una profesión?
    Lo que está claro es que, en lugar de luchar porque todos tengamos recompensas en nuestros trabajos, tratamos de quitar lo que otros han luchado. Así nos va. A esto se llama “unidad”.

    • El texto es profundamente hipócrita.

      La manera de defenderse como funcionaria consiste en insultar a otros funcionarios y poner en tela de juicio su trabajo.

      Hay que ser muy hipócrita para insultar a un funcionario pero “oye a mí como docente que a nadie se le ocurra cuestionar mi trabajo”.

      Un ejemplo más del nivel de prepotencia y sentimiento de intocables de los docentes.

      Los docentes son intocables pero los funcionarios de Muface que también han superado una oposición y en caso de secretarios y directores provinciales la del grupo de gestión, oposición mucho más complicada que la de cualquier plaza docente, pueden ser lanceados por los docentes.

      Vd critica pero no deja que el resto critique su trabajo, hipócrita.

      Los funcionarios de Muface tienen bastante más profesionalidad que vd.
      Dudo muchísimo que hayan tardado 4 horas, vamos es que dudo que vd espere dos horas para hacerle una mísera gestión.
      Pero no me hace falta, la persona es de mi total confianza y siempre los mayores problemas los dan docentes, nunca el resto de colectivos.

      Por cierto evitaré mencionar las fotos que me envía al móvil de faltas ortográficas realizadas por docentes en escritos a la Administración.

      Como docente vd no sabe lo principal de su función, que es saber contestar a una duda.
      No me ha resuelto la duda de porqué misteriosamente los docentes se dan de alta en julio y de baja en septiembre.
      No hace falta que la resuelva, conozco la definición de la palabra “chanchullo” y del término “caradura”.

      Efectivamente, se jubilan con años de servicio. Pero qué curioso que el que cumple años de servicio en junio no se jubila en junio, sino que espera a pedir la jubilación en septiembre.

      Caraduras total.

      Yo lo que veo es muchísima envidia en vd hacia otros funcionarios que sí trabajan honradamente y que están hartos de observar que el trabajo de docentes es malo y deficiente.
      Insisto, muchos directores provinciales ya han sacado el tema del cachondeo con los maestros.

      Respecto al mantra de “sácate tu la oposición” no es más que un mantra rancio, hipócrita y estúpido.

      Para empezar que todo un colectivo diga siempre la misma frase me produce la sensación de que tienen un léxico muy breve, porque no saben argumentar ni rebatir de otra forma.

      ¿ Quién mató a Manolete ? “Sácate la oposición”

      ¿ De qué color es el cielo ? “Sácate la oposición”

      ¿ Tienen algún argumento de verdad o lo solucionan todo con una muletilla ?

      Porque entonces espero y deseo que no critiquen vds a nada y a nadie salvo que sean unos hipócritas.

      Como veo que lo es, voy a darle de su propia medicina.

      ¿ No le gusta el trabajo de los funcionarios de Muface ? Pues sáquese vd la oposición para trabajar allí.

      Toma ya, qué fácil. ¿ A que le ha parecido una respuesta pueril ?
      Pues los docentes llevan años diciendo la misma respuesta pueril.

      Hay una cosa que se llama hacer observaciones, y nadie es ajena a ellas.

      Sin embargo las respuestas de los criticados no son en forma de muletilla de mierda.

      Se critica a médicos de la pública, pero ellos no dicen “ahí tienes la facultad de medicina, y luego oposita” y hay docentes que entran a una consulta pensando que saben más que el médico.

      Un docente critica la labor de un chófer de una empresa pública de transportes, estoy seguro que éste no le contesta “pues ahí tienes la autoescuela, sácate el carné y hazlo mejor que yo”.

      Un docente critica la labor de un restaurante. Seguro que el propietario no le dice “pues ahí está el ayuntamiento, abra un negocio y hágalo mejor”.

      Todo el mundo critica algo o alguien, pero a vds no se les puede criticar. MIMADOS

      Y eso que existe una cosita llamada “informe Pisa” que deja bien claro la labor tan deficiente que están realizando.

      Los docentes de la pública cobran del erario público.
      Y la educación debería ser una cuestión de Estado.

      Si es un pilar del Estado y la pagamos los españoles, ¿ por qué no podemos permitir el cuestionarla, el querer mejorarla ?

      Vd critica un mal servicio en una Administración pública.
      Digo yo que si pago el sueldo a los docentes y con Pisa en la mano veo que la educación es una mierda, también tengo derecho como contribuyente a exigir mejores docentes.

      Creo que es fácil atisbar mi intención.

      Me parece perfecto que sean funcionarios. Allá cada cual con su vida.
      Pero el pagador siempre está en posición de exigir.
      Y nosotros los ciudadanos somos sus pagadores que estamos hartos de que cada vez que ustedes hacen las cosas mal sólo sepan contestar con una simple muletilla.

      Podemos cuestionar mil cosas, pero oye “no me cuestiones como docente que yo soy la polla”.

      El resto de su texto es tan sumamente edulcorado que hace que a uno le suba el nivel de azúcar.
      Y lo peor es que cae en la demagogia de volver a utilizar a los alumnos para atribuirse méritos.

      • Curioso, una respuesta hipócrita (cae en lo mismo que critica) a otra respuesta hipócrita (que de nuevo cae en lo mismo que critica), a un comentario ignorante (que no sabe de lo habla),

        … y ninguno de los 3 se da cuenta.

        La lógica no está de moda en Internet … ni la educación.

      • No te has enterado de nada. Lástima.
        Hay trabajadores en todos los lados buenos y malos, incluso deportistas buenos y malos, incluso empresarios buenos y malos.
        El que critica e insulta eres tú. ¿Toda tu palabrería de insultos y vejaciones te sirve de algo? ¿Eres más feliz siendo cruel, irascible, envidioso y maleducado?
        Haz lo que quieras e insulta lo que desees, eso no quita que, incluso tú, no seas un buen trabajador a ojos de personas que te quieran mirar mal o que vean que eres una persona tan hiriente e irrespetuosa.
        Tu cuñada una diosa, los maestros una basura pues ¿sabes qué te digo? Que ni por todo el oro del mundo haría la oposición a Muface, ni las pruebas al Barca, ni crearía una empresa. Mi trabajo me llena más que el dinero y, por cierto ¿acaso sabes de qué y cuánto trabajo?
        Hablas por hablar e insultas como único recurso al que no tiene argumentos propios: me han dicho, me han contado,… o tiene algunos argumentos pero solo son despectivos.
        Lástima te digo de nuevo porque ni te has enterado de nada ni te quieres enterar.
        A mí no me gustó del todo este escrito del profesor pero ¿sabes por qué? Porque aquí deberían de poner el escrito del escultor, del empresario, del camarero, del taxista,… de todos y cada uno de los españoles que estamos viviendo esta situación de confinamiento; de dolor por la pérdida de otras personas; de que los nenes no pueden salir, ver la calle, estar al aire libre; de que hay familias que encima de la situación de emergencia, han reducido sus ingresos y tienen que preocuparse más que nunca de llegar a fin de mes;…
        Debemos exigir a los políticos soluciones para todos (ahora cobran los funcionarios, mañana les recortarán el sueldo para pagar lo que prometen, pregunta a tu cuñada si es o no cierto), cerrar ministerios (somos uno de los países con más políticos, asesores,…), bajarse los sueldos, quitar sueldos vitalicios,…
        ¿Te has enterado ya de por dónde iba? El poner a tu cuñada de ejemplo, te ha liado, no te enteraste de la ironía (criticar a un colectivo de funcionarios defendiendo a otros funcionarios de la administración que siempre se les ha tachado de vagos, no tenía mucho sentido).
        No te enteraste de que el mejor trabajo se hace con cariño y con vocación, que no todo en esta vida es criticar; pero no, ni te enteraste ni te enterarás que los maestros son un bien preciado, al igual que el barrendero, el médico, el cocinero, el empresario, el basurero, el dependiente,… que hace su trabajo con esmero.
        Tú quédate con el camarero que tardó en servirte la comida, el barrendero que te hizo bajar de la acera, el conductor de autobús que no te saludó al entrar,… y sigue echando pestes de todos. Lo único que demuestras así es tu gran empatía, inteligencia emocional, tu don de gentes, asertividad, autocontrol,…
        Un saludo, Anónimo.

      • Y ahora te respondo. A mí ni me va ni me viene cuándo se jubila la gente. Cada uno hace lo que le da la gana y se da de alta y de baja cuando considera oportuno. Faltaría más.

        Otra cosa ¿sabes que tu cuñada está incurriendo en un delito al mandar a personal externo documentos privados? Eso sí que es denunciable.

      • Y ahora te respondo. Los docentes se jubilan, se dan de alta y de baja cuando les diga el médico. Esa pregunta es absurda y capciosa.

        Otra cosa muy importante ¿sabes que tu cuñada está incurriendo en un delito al mostrar a gente externa documentos privados de la administración? Eso sí es denunciable.

  20. Las oposiciones están abiertas a todo el que lo desee, pero una vez que te presentas y las apruebas, no estés permanente quejándote. Cuando te presentaste sabias a que ibas, a la enseñanza de niños, el trabajo mas duro y bonito del mundo, el problema es que a muchos les falta vocación y está profesión sin vocación frustra, no haberte presentado a las oposiciones. El que se examina, ya sabe lo que hay… niños. Nunca suelo comentar en estos foros, pero vuelvo a decir, con la que esta cayendo los más favorecidos debemos callarnos por respeto de los que están en las colas pidiendo comida en este momento. Por ellos nos toca remangarnos y trabajar para sacar adelante el país y menos quejarnos de situaciones particulares que a todos nos esta tocando vivir.

  21. Es algo que se puede hacer extensible en parte a todos los que tenemos la suerte de seguir teletrabajando y no estar en un Erte o ser autónomo.
    Tenemos nuestras 8 horas (o más) de trabajo más todo lo que, como has mencionado, acarrea el confinamiento, cuidado y ayuda de hijos o mayores, comida, limpieza etc.. Pero en esta situación creo que no nos queda otra que aguantar y tratar de organizarnos lo mejor posible. Ánimo!!
    Si que debería el Ministerio de Educación a estas alturas dar información completa, tanto para el profesorado como para los padres. Un saludo.

  22. Completamente de acuerdo con Belén.
    No olvidemos que estamos trabajando y cobrando… Menos quejas y egocentrismo.

  23. Los que piensan así de nuestra profesión quizás deberían preguntarse qué parte de responsabilidad tienen ellos en que la educación esté como está en España. Nunca he oído a un ingeniero, camarero, barrendero… ser adjetivado de esta manera. Yo me pararía a pensar lo importante que son esos “parásitos” para que mi hijo tenga una buena educación el día de mañana (con todo lo que ello conlleva). Si uds. piensan así, sus hijos pensarán de la misma forma y luego irán a un colegio o instituto responsabilizando a maestros y profesores de los resultados de sus hijos. Para educar lo primero es respetar y sin respeto, no hay educación. Lo único que demuestran esos comentarios es desconocimiento. Pero que no se preocupen esos padres: yo seguiré luchando para que sus hijos sean educados y estén bien formados el día de mañana.

  24. Leyendo estos comentarios, tan despectivos hacia el colectivo docente, da mucha pena. Este país de envidiosos, no, de ENVIDIOSOS, con mayúsculas, no cambiará nunca.
    Produce mucha angustia esta situación, todos deberíamos estar unidos y arrimar el hombro.
    En lugar de unirnos, ser solidarios… ¡ALA¡ a tirarnos piedras unos contra otros. Nuestro pintor, Goya, ya reflejó, de forma sublime, la manera de ser de los españoles/as. Nos tenía bien calados, hace ya 200 años. En el fondo, no evolucionamos nada.
    ¡APOYO A TODOS LOS PROFESORES¡

  25. Estimado José María, con todo el respeto a su profesión y mi reconocimiento a a todos los que la ejercen, quiero decirle que no es el momento de quejarse, sino de actuar. Con más solidaridad el trabajo sería más llevadero, pero eso hay que ser generosos. Una amiga mía ha llamado a profesores de institutos para hacer una plataforma solidaria (EBAU solidaria) de modo que cada profesor voluntario colgara una lección en ppt y así los alumnos tuvieran acceso a los contenidos desde cualquier punto del país y por tanto las mismas oportunidades a la hora de la selectividad. Menos del 20% ha dado una respuesta positiva, la razón es que los institutos compiten por la nota de selectividad. Como no hay formación continuada obligatoria en el profesorado, hay tristemente muchos sin habilidades para la enseñanza online. Con todo esto quiero decir que ustedes pueden hacer un trabajo compartido y mas liviano, solo con quererlo y ser generosos, otros como los sanitarios, los trabajadores de alimentación etc no pueden y estoy segura que serían solidarios si pudieran. Espero que esta reflexión le sirva para pensar un poco la próxima vez.

  26. Perdón si no me expliqué bien: mi comentario hacia Muface fue irónico porque al principio de su alegato pone
    “Un funcionario, siempre es un ser mediocre que se esconde bajo el mantra «yo me saqué una oposición» para ocultar su mediocridad.”
    Nada de hipocresía era ironía.

    Y como ganan el “

  27. Perdón si no me expliqué bien: mi comentario hacia Muface fue irónico porque al principio de su alegato pone
    “Un funcionario, siempre es un ser mediocre que se esconde bajo el mantra «yo me saqué una oposición» para ocultar su mediocridad.”
    Nada de hipocresía era ironía.
    ¿Falta de educación? Vaya, lo siento.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre