Son tantas las cosas que querría decirte que no sé por dónde empezar, de entrada y a nivel personal, creo que no eres una mala persona, pero como político eres un desastre que me saca de quicio cada dos por tres. Te he oído hace pocos días -dentro de la campaña electoral por Madrid- declarar: Nos hemos acostumbrado a la ultraderecha, como si fuera una cosa normal, y esto es doloroso. Qué barra. ¿Hasta ahora no lo era?

Encuentro que has tardado mucho tiempo para darte cuenta, la cual por sí sola dice muy poco de tu capacidad de análisis. Da la impresión que lo has descubierto esta semana pasada al ver el debate que se produjo en la SER, donde la actuación de Rocío Monasterio, candidata de Vox, encendió todas las alarmas.

¿Te pareció bien que Vox participara, como acusación particular, en el juicio contra el proceso? ¿Encontraste normal verle sentado junto a la fiscalía y la abogacía del Estado? ¿Y qué me dices de los fascistas que asaltaron la Blanquerna, juzgados y condenados y que, después de siete años, todavía no han entrado en la prisión? ¿Qué trato tienen por parte de la justicia española? Me gustaría saber tu opinión.

Si hablamos de economía a alucino al enterarme que el gasto militar en España ha crecido un 9,4% el año de la Covid, se ha pasado de los 20.050 a 21.623 millones de euros, el equivalente a 55 millones diarios. Según los cálculos hechos por el Centro Delàs de Estudios por la Paz, supone un 3,93% del presupuesto del Estado y un 1,8% de su PIB. La cifra que más me ha incordiado ha sido la previsión para el 2021 en investigación y desarrollo militar de 861 millones, el triple que la partida de investigación y desarrollo sanitario, que es de 287. ¿Esto te parece bien presidente después de la mortalidad causada por la pandemia?

Si hablamos de justicia, te supongo enterado que el TC ha tumbado el recurso presentado por Jordi Turull y que ha abierto el camino para acudir a la justicia europea. Dos de sus integrantes manifiestan no estar de acuerdo con las sentencias y la forma de aplicación penal del delito de sedición. Esto representa un aval a la reforma del código penal que el gobierno -que tú presides- quería salir adelante. La pregunta es: ¿Ya no lo quieres reformar?

No se acepta tramitar la amnistía, pero… ¿qué piensas hacer con el tema de los indultos? Al inicio del curso político Unidas Podemos puso sobre la mesa del ministro de justicia, Juan Carlos Campo, su propuesta, pero a estas alturas el ministro, ya muy entrado el 2021 no ha hecho ningún planteamiento. ¿Quieres continuar manteniendo el conflicto entre Cataluña y España?

Ya para acabar te facilitaré unas cuántas noticias que quizás ignores, pero que son de rabiosa actualidad.

1/ – Europa dice que el 50% de los nombramientos del CGPJ tiene que corresponder a los jueces.
2/ – Más de 250 diputados europeos y americanos te reclaman la amnistía de los presos catalanes.
3/ –  Un magistrado del TSJC dice que Torra tenía derecho a colgar la pancarta sobre los presos políticos.
4/ –   El Constitucional ha admitido a trámite el recurso de amparo de Torra contra su inhabilitación.

A la vista de todo el que te he expuesto en esta carta, querría que hicieras un esfuerzo parque entendieras el motivo por el cual me sacas de quicio como tiene dicho al principio y que saques una lectura a positiva que creo que te conviene, como por ejemplo que los jueces no manden más del que tendrían que mandar y que tú cumplas las promesas que haces en las campañas electorales, como la reforma laboral o la ley mordaza por poner solo dos ejemplos.

También querría saber porque le das tanto de apoyo a la monarquía, pero estoy seguro que no me lo dirás.

No puedo despedirme educadamente como acostumbro porque mentiría, así que simplemente hasta la vista.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre