martes, 16agosto, 2022
25 C
Seville

Carta a Mr. Joe Metemierda Biden y allegadas

David Márquez
David Márquez
Escritor de artículos y ficción. Colabora con diversas publicaciones periódicas y ha publicado: ¿Y? (microrrelato) y DAME FUEGO (el libro) (microrrelato, poesía y otros textos), ambos trabajos inconfundiblemente en línea con el pensamiento y estilo que manda en sus artículos, donde muestra su apego a la libertad total de ideas, a lo humano y analógico, siempre combativo frente a cualquier forma de idiotez. amazon.com/author/damefuego
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Odiado muñeco Mr. Mmda. Biden.

Ya tras un primer estudio antropométrico de su remodelado semblante me sobraron segundos para asociar su ADN más a una cepa Bush que a la esperada Clinton u Obami. Así, a la antigua usanza decrepicowboy, desembarca usted en esta Europa mía esta Europa nuestra con el firme propósito de cizañar descaradamente para vender sus bases, misiles, drones, equipos antiguerra química y, en general, cultura de la “defensa”. Viene usted (y es recibido, dicho sea de paso, por una legación de gobernantes escrotófagos de primera línea) armado de extremos y vomitando toda clase de incoherencias e imprudencias, al frente de ese bando de “los buenos”, para armar a las tropas “por la paz”. Qué paradoja. Igualita a la de las vacunas: te encierro, humillo, arruino, persigo y vacuno “por tu salud”. Espero, sinceramente, que un meteorito o catástrofe natural eche por tierra todos sus podridos planes, los suyos y de sus colaboracionistas, y que la surrealista ecuación que tanto éxito ha cosechado en el terreno de la “salud” o la lucha contra la droga, a saber: más fracaso = más inversión, no se lleve al plano de la guerra con una propuesta al estilo: armamento = valentía = solidaridad = paz (el cansinismo mediático y la adecuada financiación consiguieron que, a día de hoy, la imagen occidental de una persona “sana” y “segura” se presente como un rostro enmascarado, que no se relaciona con “desconocidos”. Recemos para que un hongo atómico no triunfe como insustituible alegoría de la Paz).

Sus intenciones cristalizaron con el palito que violó el avispero ruso, y ahora aparece y nos echa a pelear, ¡usted, el dueño de las bases! Vamos, no me joda. Además de gracioso es usted un tanto ignorante de la idiosincrasia nacional ibérica. Conoce, se ve de lejos, la inmoderada tendencia a prostituirse de nuestros gobernantos y nuestras gobernantas. Le ha llamado la atención el insólito nivel de adoctrinamiento de la población civil española, y ha ramoneado posibilidades de negocio en el sector tercermundista de los conflictos armados: el “protégete frente al Covid”, tan asumido y llevado al extremo, se le antoja a usted posible como un “ármate frente a los malos, por ti y las tuyas”. Usted y sus colaboracionistas ven la Europa del cercano futuro como una extensión de placas solares, bases militares y laboratorios, en un contexto permanente de miedo y guerra. Pero, mi odiado Metemierda Biden, sepa que el duro carácter ucraniano aquí no se estila: ¡No tiene usted nada que hacer en un país de porretas y juerguistas! ¡Únase a la fiesta, coño! ¡Déjese asesorar por sus inversores de cannabis y cubra esta España mía con un manto de Blueberry, a ver si retorna el buen rollo de finales de los noventa! Y luego, hágame el favor, váyase usted directamente a tomar viento.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído