Tal y como publicamos en Diario16, el Hospital de la Princesa comenzó hace un par de días una iniciativa: abrir una cuenta de correo electrónico a través de la cual se pueden enviar cartas a los pacientes de coronavirus. Es una forma modesta de ayudar pero quizá a alguien le venga bien.  Yo anoche les envié la siguiente carta:

Hola, buenos días, buenas tardes:

No se como te llamas pero quiero que sepas que te conozco. No sé si eres un hombre o una mujer, si eres joven o con más años, o como yo que voy a cumplir 64 años proximamente.

Pero sí que sé que eres una víctima de no sé qué virus que viene de no se sabe dónde y que nada tiene que ver contigo. Y que tu no eres responsable de nada de lo que te está pasando, otra vez víctima ahora de un malvado azar.

Y sé también, sobre todo, que yo podría ser tú y estar en tu hospital y tú en tu casa. Por eso quiero que sepas que te conozco, porque me conozco a mi mismo y sé que yo podría ser tú. Por eso recibe mi solidaridad, mi deseos de ánimo y te pido que confíes en tus médicos y tus enfermeras  y enfermeros. Ellos están científicamente muy preparados pero, sobre todo, humanamente. 

Ellos también son tú y tú eres nosotros. Y todos somos uno.

 

Un fuerte abrazo,

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre