Foto Agustín Millán - Diario16

Las fake news son una de las mayores amenazas de las democracias modernas, sobre todo si detrás de ellas está la sombra de Steve Bannon, el hombre que, a través del big data y de la desinformación, llevó a la Casa Blanca a Donald Trump. Bannon se ha convertido en el enemigo público número uno de las democracias occidentales, sobre todo por su asesoramiento a los movimientos de ultraderecha de Europa: el Frente Nacional de Francia,​ la Fidesz de Hungría,​ la Alternativa para Alemania,​ los Demócratas de Suecia,​ el Partido por la Libertad de Holanda,​ la Liga del Norte de Italia,​ el Partido de la Libertad de Austria,​ el Partido Popular de Suiza​, Frente NOS en Argentina​, VOX en España o el movimiento identitario paneuropeo.

Uno de los mejores ejemplos de las tácticas de desinformación de la extrema derecha lo encontramos en la fake news que circula desde hace meses por las redes sociales y las aplicaciones de mensajería en la que se afirma que la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, está perseguida judicialmente en Estados Unidos y, por lo tanto, no podría acompañar al presidente Pedro Sánchez en los viajes oficiales a ese país. Esto es falso. Carmen Calvo SÍ puede entrar en los Estados Unidos.

Sin embargo, los métodos de desinformación que está utilizando la ultraderecha, y de la que también se aprovechan las formaciones democráticas conservadoras y liberales, causan un daño irreparable puesto que, quien no tiene acceso a una información veraz, termina creyéndose esos mensajes difamatorios que terminan perjudicando la imagen, no sólo de la persona ultrajada por esas mentiras, sino también los proyectos que encabeza.

¿Por qué se ataca a Carmen Calvo con esa virulencia y no a otro miembro del Gobierno, del PSOE o de otros partidos de la izquierda? La respuesta está clara: no es sólo por el cargo que ocupa, sino por lo que representa la vicepresidenta en funciones en referencia a la lucha por la justicia social, los valores democráticos y, sobre todo, la igualdad.

Carmen Calvo, por sus firmes convicciones, se ha convertido en la enemiga número uno de todos aquellos y aquellas que no condenan el terrorismo machista, de todos aquellos y aquellas que pretenden mantener el sistema patriarcal que somete a las mujeres o que las coloca en un escalón inferior al hombre. La lucha por la igualdad se les está atragantando a demasiadas personas y Carmen Calvo es uno de los referentes históricos del feminismo español, no quizá por sus escritos o sus disertaciones teóricas, sino por su acción decidida, desde todos los ámbitos en los que desempeñe su actividad, en erradicar de manera definitiva la desigualdad de género.

Por otro lado, los movimientos franquistas y fascistas han colocado el calificativo de enemiga por su defensa de los valores democráticos en el asunto de la exhumación de los restos de Franco. No les ha valido siquiera las llamadas de Calvo al respeto que los restos del dictador debían tratarse con el respeto que merece cualquier ser humano.

La coherencia con las convicciones y la ideología no son bien vistas en España, sobre todo por quienes pretenden socavar la democracia desde dentro. Para ello se utiliza cualquier método, por bastardo que sea, para lograr recuperar el poder que la ultraderecha piensa que le corresponde por el mismo derecho divino que a las monarquías. Sin embargo, no todo vale y llegará el momento en que el pueblo se dé cuenta de que están intentando engañarle. Entonces, se pasará la factura.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. El día que Carmen Calvo pise Estados Unidos, le creeremos a usted. Mientras tanto, usted no cuenta con más veracidad que la información que critica; también su izquierda y ultraizquierda atacan constantemente (y a veces de forma bastante impune) con fake news y medias verdades, de forma sectaria y guerracivilista a quienes no piensan como usted y como esa vicepresidenta, que hace lo peor que puede hacer alguien con su poder: fomentar la división de forma constante en todo lo que toca. Saludos

  2. Sí, puede entrar, corrijo, pero es porque el ESTADO ESPAÑOL TUVO QUE PAGAR hace poco CON DINERO PÚBLICO, SU MULTA al despacho Cook, un puñado de milloncitos. Siempre vilipendiando el dinero de los demas. De lo demás, reitero mi opinión: ustedes, los de izquierda y ultraizquierda atacan constantemente también a quienes no piensan como ustedes, de forma sectaria, provocando guerracivilismo y división, lo peor que se puede hacer en una sociedad. Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 − tres =