La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo , ha comparecido en el Congreso de los Diputados, por de imposición de prácticamente toda la oposición, para informar sobre la gestión del Ejecutivo de la crisis del buque de rescate de la ONG Proactiva Open Arms. Calvo ha manifestado que “la crisis migratoria no se podía convertir en un elemento de demagogia. Y muchos menos de donde salga la xenofobia». 

El Open Arms estuvo durante 19 días a la deriva en el Mediterráneo con más de un centenar de migrantes a bordo, a la espera de un puerto seguro, y al que el ministro del Interior de Italia, Savini prohibió desembarca en el puerto de la isla de Lampedusa.

El grupo Unidas Podemos voto el pasado lunes a favor de la comparecencia de la ministra, para evitar la de Pedro Sánchez y con ello entorpecer aún más las posible negociaciones para evitar una repetición de elecciones. La gestión del barco humanitario Open Arms tuvo un fuerte acento político, ya que los representantes del PP, C’s y Vox con Cayetana Álvarez de Toledo, Inés Arrimadas y Santiago Abascal, van a cargar duramente contra los migrantes y contra el propio presidente del Gobierno en funciones.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo ha comenzado su parlamento para dar cuenta de las decisiones que en este agosto que han ocurrido en la costa italiana con el buque Open Arms. “Conviene contar en términos amplios el conjunto de la política migratoria del Gobierno. No solo nacional, sino también en el ámbito de la UE”, ha dicho.

Carmen Calvo apunta a que la migración es “un problema complejo y un fenómeno recurrente, siempre está presente por la geografía española”, sobre todo en nuestras cosas. Por eso para el Gobierno esta debe ser “ordenada y regular”.

Este Gobierno apenas alcanza los 15 meses de vida, explica Calvo. “En esos meses hemos recorrido un camino que esta tarde espero, nos aliente a todos a seguir en un esfuerzo”, refiriéndose a las primeras sensaciones del Gobierno ante la crisis del Open Arms. «El presidente era consciente de que teníamos que arrastrar un asunto en que no se podía convertir en la política, en un elemento de demagogia. Y muchos menos de donde salga la xenofobia». 

Calvo, sobre la política migratoria. El presidente decidió en la estructura de su Gobierno que el Ministerio de Trabajo tendría una Secretaría de Estado para Migraciones. Consideramos su trabajo fructífero, aunque mejorable.

Incremento en los flujos migratorios en los últimos años. «En mayo de 2018 la presión migratoria que había entrado por nuestras fronteras había sido cuatro veces mayor que en mayo de 2017. Se veía una curva ascendente desde 2015, con un 170% de incremento», comenta la vicepresidenta en funciones. «En agosto de 2018, con la responsabilidad de este Gobierno, hubo 68 muertes. Podrán imaginarse la prioridad absoluta para este Gobierno», explica Calvo.

Calvo hace referencia a los antecedentes de abrir los puertos a buques que rescatan migrantes: «El Aquarius era un buque con una sobrecarga, con más de 630 personas a las que se le cerraron los puertos más cercanos».

«Nuestra política siempre ha sido la misma”, señala Calvo y subraya que su Gobierno ha “incrementado los recursos para salvar vidas en el Estrecho. En agosto, a día de hoy, solo hay un muerto. 68 en agosto pasado del año. Ese esfuerzo es un dato gratificante para este Gobierno”, explica Calvo.

España rescata migrantes en áreas de responsabilidad española y marroquí. “Hemos salvado 138 vidas más. Las hemos rescatado en nuestra zona SAR, y en la de solape con la zona SAR de Marruecos. Les he de añadir algo más: cuando Marruecos no puede ir al rescate en su zona, siguen yendo los recursos españoles», explica Calvo.

Aumento de plazas en los CIE

La vicepresidenta en funciones recuerda que su Gobierno ha “creado 2.537 plazas más en los centros en los que recibimos inmigrantes”, argumenta, a pesar de las reiteradas manifestación de por parte de socios de Unidas Podemos, pidiendo el cierre de estos.

Calvo pide una corresponsabilidad europea en la recepción de migrantes. «Me refiero a la necesidad de una política común europea. Necesitamos, cuando se produce de manera excepcional una fórmula de llegada segura a puertos y de corresponsabilidad de los Estados.  Los Estados que no tienen frontera marítima tienen que asumir esta responsabilidad compartida», defiende Calvo.

Calvo pide una corresponsabilidad europea en la recepción de migrantes. «Me refiero a la necesidad de una política común europea. Necesitamos, cuando se produce de manera excepcional, una fórmula de llegada segura a puertos y de corresponsabilidad de los Estados.  Los Estados que no tienen frontera marítima tienen que asumir esta responsabilidad compartida», defiende Calvo.

Al referirse en concreto al buque de la ONG Proactiva Open Arms, ha afirmado que este barco “no había pedido en ningún momento venir a puerto español. Es más, ha sido el Gobierno quien ha ofrecido los puertos españoles” y se le ofreció el de Algeciras por que es donde  están los mejores recursos para responder.

Y se les ofreció ese puerto, por la situación en el que “se encontraba [el Open Arms], con los puertos de Italia y Malta cerrados, lejos de los puertos españoles”, explica Calvo. “La Comisión Europea ha reconocido que ha sido el Gobierno español el que ha desenquistado la situación”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre