Ángel Gabilondo, candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid y Carmen Calvo, secretaria de Igualdad del PSOE y vicepresidenta del Gobierno.

La secretaria de Área de Igualdad del PSOE y vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado que ésta campaña “no es una campaña, es un disparate continuo”, una “pasada de rosca”, es una campaña “ridícula y frustrada por una ultraderecha que ha querido llevarla a un lugar absolutamente inaceptable”.

El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha afirmado que “la única alternativa posible para Madrid es un gobierno progresista con el liderazgo del PSOE”, ya que la región necesita “una forma de gobernar distinta” frente “al gobierno de la derecha, vinculado y orientado por la ultraderecha de VOX”. “No solo no queremos las ideas de Vox – ha dicho Gabilondo- sino que tampoco queremos las ideas de VOX expuestas por ningún otro partido”. Frente a ello, los socialistas “queremos un discurso de esperanza» y ganar para «lograr una realidad distinta para la Comunidad de Madrid” ha subrayado. 

Tras la visita realizada a las instalaciones del ‘Espacio Mujer Madrid’ de la Fundación José María Llanos, el candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que el 4 de mayo acudan masivamente a votar, pese a las dificultades que entraña el hecho de que sea un día laborable, ya que tras 26 años de gobiernos del Partido Popular, los madrileños y las madrileñas “nos jugamos que haya una opción que sea diferente para un Madrid de progreso”. 

CARMEN CALVO

La secretaria de Área de Igualdad del PSOE y vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado que ésta campaña “no es una campaña, es un disparate continuo”, una “pasada de rosca”, es una campaña “ridícula y frustrada por una ultraderecha que ha querido llevarla a un lugar absolutamente inaceptable”.

Después de 26 años, “los dos últimos en insurrección institucional frente al Gobierno de España”,  Ayuso no rinde cuentas y “las únicas cuentas que puede rendir es no tener presupuesto, no haber hecho ninguna ley y haberse comportado de un modo insolidario y extravagante” en relación al resto del Estado.

¿De qué libertad habla la señora Ayuso? ¿De la libertad de tomarse una cerveza? Se pregunta la vicepresidenta. “Pues esa es una libertad ínfima, menor, ridícula”. Las mujeres estamos hablando de otras libertades, ha dicho la vicepresidenta, la de la seguridad de las calles, de la opción de vida, del empleo, de la igualdad de salario, de las escuelas de 0 a 3 para poder ser madres y trabajadoras. “Estamos hablando de cosas que importan”.

El 4 de mayo tenemos la oportunidad de “colocar futuro, entusiasmo, capacidad de creer en las instituciones, en la política y en la respuesta de los problemas” ha afirmado Calvo.  El voto es el poder por el que hemos peleado a lo largo de la historia de España,  una pelea que “fue de la izquierda”. Es ese el poder que el día 4 puede sacar a Madrid del “atolladero ridículo, absolutamente espantoso en el que nos ha metido la señora Ayuso”. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre