La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha tenido un duro rifirrafe en el Congreso con el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Montero, a quien ha recordado el cartel contra los menas en la campaña electoral de Madrid. «Lo suyo es el odio», le increpa la socialista.

Calvo ha criticado la campaña de Vox contra los niños inmigrantes en la Comunidad de Madrid, porque es una muestra de «inhumanidad y odio», además de ser una «falacia». El de la extrema derecha, por su parte, ha vuelto a insistir en el Congreso, en la sesión de control al Gobierno, en el bulo de que el dinero que se destina a la atención de los menores extranjeros no acompañados, «mientras los españoles e inmigrantes legales están en las colas del hambre».

Por su parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño, ha insistido también sobre la falacia del cartel de Vox en la estación de cercanías de Vox: «ese tipo de discursos repugnantes, racistas, homófobos, machistas y xenófobos».

Lo cierto es que el cartel de Vox contra los menas ha generado un tsunami en redes sociales y se está a la espera de que Renfe pueda ordenar a la empresa de publicidad que lo retire. La Fiscalía, por su parte, analiza si se trata de un delito de odio.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEEUU se va, muerte y dolor se quedan
Artículo siguienteLas Comunidades Autónomas reciben las primeras dosis de la vacuna antiCovid de Jannsen
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre