El sueño de Alonso, Fernando Alonso, cuando dejó Renault, la escudería que le permitió ganar dos títulos mundiales seguidas, la escudería que le estará eternamente agradecida porque El Español Volador la devolvió a la categoría de mito en la Fórmula Reina, era ganar otro mundial con su amada y admirada McLaren.

El sueño de Alonso era ganar un mundial con McLaren. Con Mercedes o RedBull o Ferrari, bueno… muy bien si lo ganaba, pero el sueño era con McLaren.

Pero viendo la evolución de Carlos Sainz, la prensa del mundo entero está a día de hoy encoñada con El Español de Hielo.

“Es el primero de los coches normales, de los que están igualados” (eso quiere decir que si todos fuesen iguales Sainz podría muy bien también ser el primero).

Todos creen en Sainz, todos confían en Sainz. Nosotros también. Y por eso se nos ha ocurrido de que no sería tan raro que la próxima temporada el McLaren creciese lo suficiente para mirar de tú a tú a Mercedes, Ferrari y RedBull; y si eso sucediese… en Las almas y la F1 apostaríamos por Carlos.

Carlos Sainz, el primer piloto español campeón del mundo con un McLaren. Suena fantástico. Claro que lo que ya sería alucinante -es agradable especular y soñar en estos días del llamado parón del verano y tengo un burbon en la mano-, es que el compañero de equipo de Sainz en McLaren fuese Alonso; en ese acaso no sabríamos con quien quedarnos, pero verlo sería un impagable espectáculo.

Otro burbon, por favor.

Tigre tigre

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + doce =