El debate inacabado del viernes en la SER, tras el abandono, primero, de Pablo Iglesias, y el anuncio después de Gabilondo y Mónica García de no querer continuar ante la negativa de Monasterio de condenar las amenazas al líder de Unidas Podemos, ha generado todo un tsunami con opiniones para todos los gustos, pero donde hay casi unanimidad en la condena de la violencia por las cartas con balas dirigidas a Grande-Marlaska, Pablo Iglesias y María Gámez.

Así, en el monólogo de la mañana de Carlos Alsina en Onda Cero, el periodista asegura que «no hay causa política que justifique las cartas amenazantes ni las balas».

Así, Alsina califica de «indecente» frivolizar con las amenazas de muerte. Una actitud que, a su juicio, «es repugnante no repudiarlas. Y es nauseabundo eludir la condena de una amenaza recurriendo al comodín ése, tan manido, del ‘condenamos todas las violencias’, que es lo que hace Vox cuando le preguntan por la carta con balas dirigida a Pablo Iglesias. Un viejo recurso éste de condenarlo todo para evitar condenar una amenaza concreta. El copyright lo tiene Bildu».

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Pues en vuestras manos está, sres. periodistas, el hacer el vacio y el silencio en torno a esos fascistas en lugar seguir blanqueándoles.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre