Tras cuatro días de protestas en las que miles de manifestantes se han congregado en el aeropuerto de Hong Kong, los «graves incidentes» ocasionados han tenido como reacción la suspensión de todos los vuelos en el día de hoy.

Solamente se permitirá la salida de los vuelos que hayan completado ya el proceso de facturación y el aterrizaje de los que ya están en camino. Los demás vuelos han sido cancelados para el resto del día.

El motivo principal de las protestas es la retirada de la ley que autorizaría la extradición de sospechosos a China continental. Desde los manifestantes se denuncia «la actuación ilegal y brutal de la policía» en su actitud represiva. Por el momento, han sido 45 personas las que han resultado heridas, y dos de ellas de gravedad. Una de ellas ha recibido un impacto en un ojo por una pelota de goma y esto ha conllevado una enorme reacción popular de apoyo a la víctima y de rechazo a la brutalidad policial.

La protesta se ha convertido en el mayor desafío para el control chino desde que Reino Unido renunció a su colonia en 1997.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + diecisiete =