Canarias, Baleares y Catalunya son las primeras comunidades en desmarcarse de obligar a utilizar mascarillas en playas y piscinas, según publicaba esta semana el Boletín Oficial del Estado (BOE) con una nueva ley que obliga a llevar mascarillas en cualquier espacio público, sin importar la distancia a la que se encuentren el resto de las personas.

Por su parte, la Xunta de Galicia permitirá también tomar el sol sin mascarilla mientras no se aclare la ley estatal.

Estas comunidades consideran que siguen vigentes las normativas autonómicas que eximen del tapabocas en los arenales cuando haya distancia de seguridad.

La reacción de expertos y ciudadanos no se hizo esperar en contra de la medida y desde el misterio de Sanidad de Carolina Darías se piensa ya cómo encontrar la fórmula para que, sin desobedecer la ley, las mascarillas no sean obligatorias en estos espacios de playas, piscinas o montes.

Sanidad y las comunidades autónomas han acordado revisar “técnicamente” la normativa, con el fin de aprobar unos “criterios de aplicación homogéneos, armonizados y actualizados”, según explicó el miércoles la ministra Carolina Darias, tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.   

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre